Inicio > Índice de una primera época > Cuando la materia gris se pone a favor del fútbol

Cuando la materia gris se pone a favor del fútbol


Cuando al aficionado al fútbol, se le habla del Arsenal, quizás el primer pensamiento que se le viene a la cabeza sea el de Arsene Wenger, su entrenador. Luego llegarían rostros como el de Cesc aunque no me sorprendería ver a Henry llevándose el dedo a la boca o al genial Dennis Bergkamp formando parte de “los Invencibles” en aquella maravillosa temporada 2003-04 para los gunners.

En 2005, el fantástico proyecto del entrenador francés Arsene Wenger pudo tocar techo con la presencia del Arsenal en la final de la Champions League frente al Barcelona, se perdió. El equipo que maravillaba con su juego y filosofía de club, con la compra de muchas jóvenes promesas que jugaba en esas reducidas dimensiones inglesas de Highbury, claramente tocó el cielo con los dedos de la mano, pero no pudo ser. A partir de ahí el futuro del club era incierto después de que se reconociese una deuda notable y más con la construcción de un nuevo estadio, que corresponda con el nivel del equipo en los últimos años en Inglaterra y ya finalmente, en Europa.

Con todo este panorama, los dueños del equipo londinés siguieron confiando en el entrenador francés, pero había que dar un vuelco a la situación. Todo ello, pasaba por la venta de jugadores importantes además de seguir apostando por la academia gunner como inversión. La deuda en 2006 rondaba los 400 millones de € y estrellas como Henry, debían ser vendidas para que el club sobreviviese.

Los resultados se han mantenido durante años, aun sin ganar ningún trofeo importante pero con confianza ciega en Wenger. Los jóvenes siguen creciendo en las instalaciones deportivas y el equilibrio presupuestario se iba alcanzando, a base de vender a importantes activos de la plantilla. A finales de 2006, por fin es estrenado el nuevo y esperado Emirates stadium con capacidad para 60.000 espectadores, pudiendo así competir con los grandes de Europa y el United en Inglaterra, con nuevo estadio y patrocinadores.

Cinco años sin probar las mieles del triunfo, pero que realmente parecen que han merecido la pena. El Arsenal ha reducido a la mitad su deuda desde aquel año 2005 cuando todo eran nubres grises, después de la venta de jugadores como Henry, Toure, Adebayor o Vieira, y de los beneficios provenientes del holding que manda en el club, capaz de vender los antiguos terrenos de Highbury. Se reducieron sus opciones ligueras esos años sin renunciar a jugar la competición más rentable del fútbol, como es la Champions, pero se ha visto crecer a grandes jugadores provenientes de la prolífica cantera.

El futuro del Arsenal no podría estar más asegurado con esa reducción tan importante de esa deuda, situándola entre la más baja de la Premier League y con ese proyecto de equipo joven con Wenger a la cabeza. Todo es muy prometedor a costa de unos años “malos” pero confiando en el “a largo plazo”. Ahora nos encontramos con un club con una deuda muy controlada, que es lo ideal y un equipo con demasiada proyección ¿Quién no querría ésta situación?

<<Porque muchas veces no todo debe ser el título>>.

Que se lo apunten muchos, ésta última frase cuando veamos a los gunners volviendo a levantar algún trofeo… ¿Quién se acordara entonces de ese lustro tras la final de Champions?

Anuncios
  1. 27 septiembre, 2012 en 5:48 pm

    Thanks for finally talking about >Cuando la materia gris se pone a favor del fútbol El Fútbol de Gons <Loved it!

  1. 31 agosto, 2012 en 2:36 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: