Inicio > Índice de una primera época > Roberto, un entrenador de PREMIER.

Roberto, un entrenador de PREMIER.


Lo normal tal día como hoy, sería hablar de las enormes cualidades de Mourinho para hacer proyectos campeones, no sin dinero, o la decepción del año en la Premier, de un entrenador que ya se ha hablado en este blog, Rafa Benítez. Pero hoy no toca eso. Escuchando el estupendo programa radiofónico PlayFutbol de la SER, le hacen una entrevista al otro entrenador de la Liga inglesa que es español, Roberto Martínez y he sentido el ánimo para escribir sobre él, un hombre de fútbol, español y algo olvidado en nuestro país.

Hace dos semanas tras la victoria sobre el potente Arsenal, se confirmaba el objetivo del año, que no era otro que permanecer una temporada más en la máxima división inglesa. Un logro, viendo la plantilla que entrena y además haciéndolo “bonito” apostando por un fútbol más creativo aunque las limitaciones son claras, aun así las victorias en el DW Stadium frente a Liverpool, Chelsea o el nombrado Arsenal, confirman el buen hacer del entrenador español y por supuesto, sus jugadores.

Pero la historia de Roberto Martínez en Inglaterra no empieza entrenando al Wigan en Premier, sino que toda su carrera se centra en el trabajo en las islas desde la base cuando aun era jugador. Tras una decepcionante carrera en el filial Zaragoza, “the three amigos”, Jesus Seba, Roberto Martínez e Isidro Díaz, del Zaragoza B, emprenden una aventura futbolística fichando por un club de Inglaterra, el Wigan Athletic de Thir Division, donde la llegada del trio español, cambia la historia del club, con Roberto Martínez a la cabeza.

Máximo goleador del equipo en su primera temporada en las islas, renueva por el equipo que confió en él y no falló, convirtiéndose en un emblema de Wigan y nombrado mejor jugador de la historia del club, por sus propios aficionados. Solo consiguió un ascenso a Second Division pero dejó huella en el equipo. Después de tan buenos años como jugador en esa ciudad, su carrera en el Reino Unido continuó como jugador, pasando por Escocia, más concretamente en el Motherwell y luego de vuelta a tierras inglesas en el Wallsall para acabar en el Swansea, donde también dejó su huella pero no solo como jugador. Con el equipo galés que participa en competiciones de Inglaterra, consiguió un ascenso a Firs Division para más tarde, el propio club ofrecerle un contrato como entrenador, empezando así su historia en los banquillos.

En el año 2007, comienza la carrera de Roberto como entrenador, consiguiendo en su primer año algo insólito para los galeses del Swansea City como era conseguir el ascenso a Championship. El español fue nombrado mejor entrenador de la categoría del año e iba a vivir su primera temporada como entrenador de un equipo en la segunda categoría del fútbol inglés, como así recoge una entrevista de Axel (periodista de Marca y Golt) en su blog tras el logro conseguido. Pero ahí no queda todo, ya que tras ese fantástico éxito consigue superar todos los pronósticos en Championship y coloca al equipo al final de temporada en una más que notable octavo puesto en la clasificación final, rozando playoffs y con seis españoles en plantilla con un fútbol muy atractivo, más propio de nuestro país. Además consigue llegar a octavos de la FA Cup en la misma temporada y derrotar al Portsmouth en Fratton Park por un rotundo 0-2, siendo el `Pompey´, el vigente campeón.

Estos éxitos por tierras de Gales, no pasan desapercibidos en la ciudad que le vio nacer como jugador y el Wigan decide traer a Roberto como entrenador, para comenzar un proyecto a largo plazo con el equipo de Gran Manchester, el Wigan Athletic, los `Latics´. Presidido por el mismo dueño que se trajo a aquellos “chiquillos” de Zaragoza para cambiar la historia del club y que ahora es un equipo que milita en la Premier League inglesa, entre los grandes. Incluso Roberto Martínez tuvo que rechazar una oferta para entrenar al histórico Celtic de Glasgow para comenzar un ilusionante proyecto con los llamados `Latics´.

Tras perder a jugadores tan importantes el año pasado como, Wilson Palacios, Valencia, Heskey, Kilbane, Ryan Taylor o Kapo, sin que el equipo note esa inyección de dinero de los traspasos para el propio enrequicimiento del dueño del Wigan y fundador de la empresa DW, Roberto se encontraba con un equipo por hacer y muy poco dinero para la inversión. Fichajes como N’Zogbia, Jordi Gomez, Scotland, Diamé o Caldwell, en cifras en total que no llegan a los 10 millones de €, parecía muy difícil para el entrenador aun nobel como Mr. Martínez y su objetivo de no abandonar la máxima división de fútbol inglés. El resultado ya lo conocemos, un 16º puesto en la Premier League, permanencia asegurada y un proyecto muy a largo plazo que como ya ha dicho él, se  buscará que clubes grandes se fijen en nuestros jugadores para alcanzar el equilibrio. Con inversiones como Victor Moses, Hugo Rodallega, Marcelo Moreno o el ya nombrado Diamé, estoy seguro que ya ha conseguido que muchos clubes con más activo líquido en sus arcas se fijen en el equipo.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 31 agosto, 2012 en 2:36 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: