Inicio > Athletic de Bilbao, Liga BBVA, Valencia > Análisis del partido Valencia-Athletic de Bilbao (jor.9)

Análisis del partido Valencia-Athletic de Bilbao (jor.9)


Artículo creado para Masliga en sus ‘Análisis del partido de la jornada’

VALENCIA 1-1 ATHLETIC

El peaje emocional y la confrontación con el caos del dato, de saberte valorado a tenor de unos números, amordazan dos grandes proyectos de fútbol de nuestra liga. Ayer se vieron las caras dos colectivos de ‘rachas’ muy diferentes, de gran masa social y que aun no han definido nada de sus expresiones sobre el campo sin encontrar ambos teorías de disciplina a través del juego posicional dejando el balón “muerto”, sin orden a través de él y tras él. Ese es el sentir de un partido de discontinuidades.

La discutida pelota hace eco de lo último dicho, sendos equipos contienen la posesión pero, al fin y al cabo, ni unos ni otros tenían tan preciado obsequio que te posibilita el ‘jugar’. El análisis siguiente parte desde esa primera premisa mientras intenta fijar que resolver exactamente lo que envuelve todo lo que va pasando sobre 90 minutos es tan difícil como el propio fútbol se expresa y no hay duda que el subdividir en procesos de cada conjunto sería caer en las redes gruesas del no compartir, así que explayar cierta “rutinas” se esperan que salden la sed de los ávidos por hacerse una idea de qué ocurrió en Mestalla.

VALENCIA

Emery expone como punto de partida un 4-2-3-1 de base y una manera rápida para llegar al entendimiento porque todo cambia con un balón en los pies. La salida del mismo se produce con dos hombres abiertos, siempre centrales, y de predisposición técnica como Victor Ruiz y a falta de Rami por sanción, Ricardo Costa, ambos con la premisa de conducir, ser verticales, arriesgar y crear superioridades aunque todo esto pudo caer en ‘saco roto’ si resulta veraz el análisis, porque nada existió como tal y el Valencia encontraba el descosido desde el inicio. Topal sin relevancia en la posesión y Banega en su logística de producir más adelante, el mediapunta del Valencia debía retrasar su anquilosamiento para relacionarse, sentirse activo, yel gol en contra es a priori factor producido por el hecho, dándose el mismo caso anteriormente –jugada Jonas- y con semejantes deficiencias para tu colectivo en el repliegue desde línea de medios.


VAL vs ATH: ¿Hacia dónde el mediapunta? (Valencia) por elfutboldegons

El equipo ‘ché’ “solo” encontraba soluciones en la recuperación y en la materia gris de Banega, eje de un colectivo que desnudaba problemáticas del Athletic para correr hacia atrás, el argentino vislumbraba con facilidad la línea de profundidad, Soldado y activos defensivos bilbaínos. Además se aprovechaban de una transición/fase defensiva deficiente del rival para atacar las bandas desde el lateral, abierto desde el inicio, con Miguel instalado en la autopista del perfil derecho por circunstancias del encuentro –se echó de menos a Rami- y Mathieu daba fe de su zancada, de su poderío para romper en el ‘uno contra uno’ siendo muy vertical.

Banega, el eje del Valencia

Si se trabaja sobre la zona de aceleración, existen dos relevantes propiedades. Una es la espalda de Soldado y todo lo que ocurra por detrás porque él trazará la curva suficiente a su desmarque para llegar al remate, dónde por consiguiente, debe de haber una gestión fiable de la segunda línea viendo como acontece Jonas y su indudable estética o como Canales se mueve en la horizontal, algo que pena a aquellos que solicitamos sus virtudes en la base. Dentro de esa línea de “mediapuntas” entró ayer el francés Feghouli, de indudables capacidades técnicas y aportar la individualidad al colectivo además de equilibrar el funcionamiento sin balón llegando hasta área propia para compensar la fase defensiva.

ATHLETIC

El conjunto de Bielsa presenta discontinuidades de juego y de opinión, uno no sabe a qué relieve acometer el análisis imperfecto sobre lo bilbaínos hasta que ves la trazada con balón de Muniain y todo cambia alrededor en el amplio espectro de la palabra y del espectador. Es un hecho que estamos ante el jugador de la recién comenzada Liga BBVA y uno no se cansa de verlo producir por delante/detrás del balón siendo el factor posesión de mayor calidad de los ‘rojiblancos’ que presentan una serie de conductas también fiables y que hablan bien de su evolución, ya positiva.

Muniain, el hombre del partido, en el momento del gol (vía athletic-club.net)

Siguen existiendo extremos, doble pivote, línea de cuatro, pero todo cambia en orden a una metodología de trabajo de quién ordena esos entrenamientos, Marcelo BielsaLos mismos hombres de fuera no suelen pisar ‘línea de cal’ y contienen fútbol por dentro e incluso llegando al rechace en posiciones de mayor ventaja al palo largo como el gol que le anulan a Susaeta o los tres goles en esta temporada de Gabilondo que atestiguan el hecho. Mismos activos que son protagonistas en el término flexibilidad utilizado por ‘el loco’ situando a De Marcos de lateral derecho en el segundo tiempo por lesión de Gurpegui aunque sea algo que ya no pueda extrañar el movimiento, él es así y no entiende el fútbol, como muchos otros, a través de fijar posiciones y números.

Otra de las conductas que está permitiendo al Athletic acercarse a su optimización –aun queda- es el hecho de reconocer a la línea defensiva como conductores del balón y salida hacia delante, tal y como muestra Amorebieta en el partido disputado en Mestalla en el minuto 48.


VAL vs ATH: Salida de Amorebieta (min. 48) por elfutboldegons

<<¿Qué ocurre en el momento de la pérdida?>> En verdad, los síntomas son traumáticos. No existe envergadura posicional para evitar un repliegue de muchos metros y los interiores tienden a perseguir rivales en por de evitar pasillos de gol. Iturraspe-Javi Martínez se valen de su zancada pero, a día de hoy, no del complejo táctico del Athletic que permite esas escapadas. Además, la tipología de marcaje permitía un carril en el perfil derecho, ya mencionado en la figura de Miguel Brito, dando gracias de la ausencia de Rami para explotar esa circunstancia y aprovechar la traslación de Amorebieta para tapar el avance por banda. Misma penitencia que buscó Banega en profundidad con sus desplazamientos hacia Soldado, adalid del desmarque que en una de las ocasiones se tornaría en gol.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 31 agosto, 2012 en 11:56 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: