Coentrao no es casualidad


Publicado en MASLIGA.

Llegó con mechas rubias, y eso ya no gustó. El Santiago Bernabéu se satisface con su idioma; pero no es suficiente, él no es brasileño. Se presentó con la vitola de ser caro, algo que no cuadra. Compartir representante con su entrenador es de locos… y así hasta enumerar miles de “innovaciones” de nuestra propia lengua, la del lenguaraz aficionado. << Dime, ¿Cuándo piensas hablarme de fútbol? >> Pues eso nos ocurre con Fábio Coentrao, donde el césped no se convirtió en un arma arrojadiza sino un lugar para descubrirlo.

Tampoco necesitaba un representante, pero el suyo era y es mediático, y por algo se empieza a rebajar caóticamente el prisma –de riesgo- de quien lo mira en la actualidad. Servidor reparó en ese jugador de botas blancas, siendo revulsivo, en algún partido de baja temporada del Benfica. El volante cuyo resultado fructífero de la jugada desesperaba, a la par que su potencial; un asunto demostrado cuando en aquel encuentro la prueba de Jorge Jesús (entrenador Benfica) consistía en poner al jugador por el lateral zurdo, de gran despliegue, con soluciones técnicas tanto atrás como delante para conseguir remontar. Cuajó, diríamos.

En su aventura en Madrid, donde parte al mismo lado de Xabi Alonso, sólo fue cuestión de tiempo cerciorarnos que el lateral izquierdo era lo suyo, con nula jurisdicción ya que el terrateniente Marcelo poseía demasiado caché futbolístico en esa zona. Tocaba esperar al detalle, a su suma constante. ¿Dónde? Encuadrado en facetas más del repliegue que en sus condiciones con balón: haberlas, haylas, pero ya las conocíamos. El uno contra uno en defensa de Coentrao es en valores absolutos una exposición absolutamente sobresaliente. Alguno podría ponerlo en tela de juicio por las acciones en que se produce o se pudiera evitar, pero ese es el portugués, alguien capaz de figurar en lo más alto tapando las salidas de Alexis Sánchez. Casi nada.

Y es que si ya conocíamos ese dato con Alexis en la mayor exigencia, llámese Abril/Mayo; ayer, mediados/finales de Agosto lo volvía hacer en un partido de nula competición, a mi forma de ver, como la Supercopa de España. Añadiendo al repertorio jugadas en la que era capaz de descolgarse para imponer sus mechas frente a Messi cuando éste venía de frente. Si contra el Valencia él estiró al equipo en busca de mayor espacio que llegaba por detrás, y capaz de retener el vuelo ché por su banda; Camp Nou ya parece uno de sus referentes para destapar la esencia que contiene y alguno equivoca. El fijo de los clásicos ya parece algo más en este equipo. Y nada es casualidad.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 31 agosto, 2012 en 5:25 pm
  2. 31 agosto, 2012 en 5:27 pm
  3. 31 agosto, 2012 en 5:28 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: