Archive

Archive for the ‘Supercopa de España’ Category

La Supercopa de España en perspectiva fútbol

25 agosto, 2011 1 comentario

Hace una semana que acabó el penúltimo clásico de un año donde hemos llegado a la embriaguez de estos ‘clásicos’ pero con la constatación que en fútbol, y solo fútbol, no hay mayor esplendor actualmente. Dos constelaciones de jugadores y banquillos, entrenadores o formas de llevar a cabo el juego sin comparación en ningún otro país o continente de la que debemos estar satisfechos para no cruzar la frontera de lo ‘absurdo’, un supuesto que solo puede ser dañino.

La Supercopa de España nos expuso fútbol, ‘rara avis’ en verano siempre sabiendo contextualizar las alturas de temporada en que nos encontramos y con el componente ‘tensión’ siempre presente, ingrediente esencial para esta tipología de encuentros e incluso de necesaria presencia dentro del césped y con unos límites. Exposición de esto último como algo a no tratar en este espacio sino desgranar algunos factores futbolísticos y dar un punto de vista puramente analítico, sin ser completo, en 180 minutos de “final”.

1.     Detalles de entrenador: El principio específico del partido en el balón largo sobre la banda y la “trampa” sobre el poseedor rival.

Real Madrid se basa en un juego vertical, de posesión y control sobre las transiciones tras la primera línea de presión. Frente a un Barcelona, tu modelo se ve impedido en lo más “básico” y como consecuencia, tus dinámicas con balón deben variar para encontrar la directriz de tu juego y la línea de mediapuntas como factor principal de aceleración.

Ya trataremos posteriormente el doble partido del Barcelona, colectivamente, pero existe en ambos encuentros por parte de los de Mourinho, sobre todo en la Ida, una constante para salir lo más rápido posible hacia situaciones privilegiadas y de aprovechamiento del ‘uno contra uno’ como principio específico exigido por el rival, conocido plenamente, y para batir líneas de una manera eficaz si el espacio existe por parte de quién desplaza. Pepe o Xabi Alonso, activos técnicos para lanzar hacia los “extremos”.

En esos principios específicos, dándose a conocer en el ‘PlayOff’ de la temporada pasada, Real Madrid expone una línea de flotación hacia objetivos estudiados y comportamientos corporales entrenados en ‘pasillos’ sobre el poseedor rival. En este caso, Abidal es protagonista de una situación táctica que es alcanzable, solo, en la dimensión de fútbol que venimos hablando y eficaz a tenor de lo visto en la siguiente jugada a modo ejemplo.

2. La antítesis en línea de medios del Real Madrid.

La cara y la cruz en esta Supercopa. Khedira y Xabi Alonso como actores de esta antítesis, algo constatable en el rendimiento de uno y otro en ambos partidos en algo que ya es conocido del año pasado en el caso del mediocentro, ‘ex’ del Liverpool. ¿Naturaleza de esta constatación? Una sola ojeada a las estadísticas en faltas cometidas en la Ida de esta Supercopa de España, conjunto a la media acumulada en toda la temporada pasada puede expresar un deficiente control del espacio alejado del carácter del mediocentro y de ÉSTE mediocentro.

Estadísticas Xabi Alonso obtenidas de ESPNdeportes

No solo en el primer encuentro, también en la Vuelta sin encontrarse cuantificada la tesitura discutida. Una ventaja para la zona de aceleración de un Barcelona mermado futbolísicamente en la disputa de la final.

<< ¿Y Khedira ?>> El alemán se muestra como el mejor adecuado a una forma de llevar el juego, a unos principios y a una táctica, dónde dos amarillas en sendos encuentros le privó de una realidad mediática más convincente pero que en la jugada que hemos querido reflejar seguidamente, se puede prever lo mucho que aporta Sami Khedira como se dijo hace un tiempo en este espacio y en concreto, un partido frente al Atlético de Madrid.

3. El rendimiento del Barcelona, a juicio.

No puede sorprender aquello de que el Barcelona de Pep jugó mal en toda la Supercopa y solo vio reflejado su juego “fielmente” durante minutos –escasos- en la Vuelta. En el plano emocional era difícil partir con ventaja pero sin una mínima calidad de la posesión aparente, ni presión ni balón, fueron argumentos sólidos ante un Real Madrid que hizo el ‘campo pequeño’ en denominada presión alta.

Inexistentes fases ofensivas de control del juego sobre campo contrario, desaparecido, por tanto, el robo en ¾ partes del campo y ni Thiago o Xavi, supieron encontrar la senda del juego de este Barcelona. Todo cuantificado para el juicio de valor subjetivo de cada uno y del cuál solo supo escapar el de siempre, Messi.

Datos Ida

Datos Vuelta

Es normal un tipo de preguntas genéricas, siempre teniendo en cuenta el valor del juicio subjetivo que prevalece sobre una cuantificación semejante con sus respectivos errores:

–         ¿No es lo bastante significativo que el valor más alto en pases en condición de fase ofensiva sobre campo contrario sea 5,11?

–         Siendo ese el caso, ¿Mejor Xavi o Thiago en la Ida? ¿Existe diferencia real a tenor de la estadística de recuperación del balón?

–         En un equipo con un modelo tan marcado de posesión y la calidad de la misma, ¿No es de la mayor relevancia la cuantificación del tiempo efectivo con balón en campo del rival?

–         4 robos en el partido de Vuelta se producen tras el tercer gol de Messi, ¿Hasta qué punto influye en términos futbolísticos, lo emocional?

“Y aún así, el fútbol es tan impredecible que solo por eso merece la pena…”