Archivo

Posts Tagged ‘Anfield’

Wenger: amar la trama así como el desenlace

15 septiembre, 2012 2 comentarios

“Estoy aquí sin nombre
y sin saber mi paradero,
me han dado alojamiento
el mas antiguo de los viveros.

Si quisiera regresar
ya no sabría hacia donde.
Pregunto al jardinero
y el jardinero no me responde.”

Tres mil millones de latidos es esa canción que te cruzas antes de ponerte a escribir, te evoca al fútbol y piensas si Jorge Drexler se vio en una tesitura igual. Un melón sin abrir, seguramente de cuero, y ganas de hablar sobre un Liverpool vs Arsenal que llama a la razón gunner de poder creer, y permanecer en esa creencia, en que puede haber suficiencia más allá de tener el balón. O al menos frente a Rodgers eso se exhibió.

Brendan Rodgers es la cara B del protagonismo de Wenger, ya hecho, ya conocido. El plan en Anfield se derrumba desde la indecisión; porque ellos creen en la pelota, ese es el discurso que vence y emana en el exSwansea, pero no todo pasa por cifrarlo al final de partido si no ha habido respuesta en qué hacer con ese esférico. Era todo tan sencillo idearlo… como difícil llevarlo a cabo; y ahí es donde el Arsenal sacó tajada, tres puntos y la grandilocuencia que no todo pasa por el mismo discurso pudiendo mantener el modelo o el estilo. Suficiencia le llamé y la forma de ganar está ahí: en ese repliegue inteligente (1). Era la especificad a la que había que enfrentarse.

Arsène Wenger no varió nada de su plan en cuanto a efectivos sobre el campo, respecto a lo que hemos visto en etapas anteriores en Londres: 4-2-3-1; guardando el fútbol a espaldas de la referencia, ocupando la mediapunta de manera notoria, dos hombres abiertos o semi-abiertos y un interior de desplazamiento más un mediocentro posicional. Es ésta última demarcación junto a la mediapunta desde donde el Arsenal teje su renovada solidez, por llamarla de alguna manera, ya que la determinación se distingue en Arteta y Cazorla; más allá de patriotismos que desde aquí se evitan siempre.

Han sido pocas, muy pocas, las crónicas en este comienzo de Premier League que han distinguido a Mikel Arteta. Con la venta de Song y algún rumor sobre M’Vila o Tioté, Arsène ha encontrado la especialización en alguien cuyo pasado es como interior y ocupando un mayor ancho del campo; cuestión ésta, y observando el rendimiento como mediocentro, que nos revela a un futbolista en mayúsculas por aptitudes y rédito real en un lugar complejo. Y de esa complejidad, al físico exuberante de Diaby, quizás el activo que elimina todo el aprecio sobre el español exEverton. Nombrado Man of the Match en nuestro encuentro protagonista, su vistosidad se entiende desde el repliegue que puso en práctica el Arsenal y cuya salida era efectiva para un sobresaliente físico junto al acierto técnico. Si Abou se muestra regular en su toma de decisiones, la baja de Jack Wilshere será menos traumática de lo que ya verdaderamente es.

En Anfield también vimos la adecuación de dos laterales de más que correcta solvencia: Jenkinson y Gibss. El primero cortando el avance, dentro de lo que cabe, del descarado Raheem Sterling; mientras que Kieran Gibbs supuso para Borini o Gerrard un quebradero de cabeza a la hora de estirar al sistema gunner en esos minutos donde la pelota podía mantenerse en campo contrario. Ese tiempo, de valor en la posesión y no repliegue, donde la pareja de hombres abiertos, Podolski y Chamberlain (1, 2 y 3), se muestran de todo menos como activos para dar amplitud, quizás algo más relacionado con jugadores como Gervinho, menos capaces. Además que Giroud necesita la asociación rápida; insuficiente el francés de dar continuación en un juego de espaldas que aún debe ser más productivo en fútbol.

Y si de fútbol hablamos, ese factor pertenece a Cazorla en esta temporada. No es un “10” que conoce de picos en su juego durante el partido, no, ya que se muestra regular en noventa minutos de pausa, continuación y sentido al juego. Determinación. Atrae al rival (1 y 2) mientras aprovecha lo que generan sus condiciones inteligentes para el juego; y en el caso de este partido, sobre la espalda de un medio del campo aún por hacer pero poblado de calidad en Anfield. Reconocible es Joe Allen como la superioridad mostrada por la nueva estrella: Santi Cazorla. Nada que no supiéramos.

Haz ‘click’ para agrandar.

Resumen éste de un partido acontecido hace 15 días pero que no podía quedar en el olvido por lo exhibido en clave Arsenal. Son argumentos, para que este año sí, pueda competirse sin el marcado libro de estilo. Jorge Drexler, sin querer, me lo vuelve a definir como << amar más la trama que el desenlace >>; y yo supongo que Arsène, en esta temporada, también querrá encontrar ese desenlace.

¿Por qué ha llegado hasta este punto Rafael Benítez?

22 abril, 2010 4 comentarios

Hoy 22 de Abril de 2010, muy posiblemente uno de los mejores entrenadores del Mundo y de España, se está jugando la continuidad de un proyecto que está vigente desde hace 6 años, en unas Semifinales de la Europa League frente al Atlético. ¿Pero que le ha sucedido a Rafa Benítez para llegar a ésta situación en un club que los aficionados le aman?

Expongo de antemano, que no es un artículo para descifrar errores tácticos que haya podido tener, exceso de confianza (ciega) en ciertos jugadores que no han dado la talla, lesiones desafortunadas en mal momento o mal rendimiento de ciertos jugadores. Quiero ir más allá de eso y descifrar para mí, el gran problema que hay de fondo que le ha llevado a ésta situación, que podemos llamarle “extrema”.

Tras la llegada de Rafael Benítez en 2004 ha conseguido convertir un club “arcaico” y soñador en “cualquier tiempo pasado fue mejor”, en uno de los grandes de Europa en las temporadas que ha sido entrenador del club de la rivera de Merseyside. Rápidamente supo encadilar a su afición con una Champions en su primer año que vendrían seguidas por una FA Cup en la siguiente temporada y otra final de la máxima competición del Continente dos años después, de la conseguida frente al Milan en ese 2004/2005 de debut del español en el club inglés.

Pero tras esa final en Estambul que se perdió , pudieron cambiar las cosas en el club, dar un giro su proyecto y todo para el “bien” del equipo con el objetivo, volver a ganar una Premier League. Unos americanos, Tom Hicks y George Gillett, se hacen con las acciones del club. A partir de ahí, todo tenía que ir a mejor con su promesa de invertir en el Liverpool para hacerlo el mejor del mundo, agarrado de la mano de un nuevo estadio para 60.000 personas. A día de hoy éste panorama, ha cambiado y mucho.

Son varias las voces que claman al cielo por la campaña del entrenador español pero ninguno se ha puesto a pensar en que ha pasado en el club que venía de ganar y jugar finales en 3 años seguidos y ganando títulos, ahora se encuentre en ésta situación. Y no son 3 años buenos sino 5 años donde en el quinto se llega a un segundo puesto en Premier y se alcanza el récord de puntos del equipo en su historia, brillante y extensa, por cierto.

Rafa Benítez ha tenido que renovar al completo una cantera “rota” que no sacaba a ningún jugador decente y renovar a un primer equipo muy venido a menos como lo hacen los grandes clubes, a base de dinero. Y aun así en su período en el Liverpool también ha tenido que vender a grandes activos para afrontar un tipo de inversión sobre buenos jugadores, para alcanzar dos finales, unas semifinales y unos cuartos en Champions League en estos años, que es lo que se le pide a éste club por su historia donde sus predecesores no lo consiguieron.

Así que, ¿de verdad tiene la verdadera culpa Benítez de llegar a ésta situación? ¿Son loables las críticas? ¿Tiene la culpa de que las obras del estadio se hayan parado por la incompetencia de sus dueños/jefes? ¿Tiene la culpa el entrenador español que los dueños del club no hayan cumplido lo prometido en materia de inversiones?

Dicho esto, como ya he dicho anteriormente estamos a horas de que se juegue esas Semifinales y que ganar una Europa League (antigua UEFA) no es un dulce que amargue. Sería un broche bonito a una mediocre temporada, mientras que el club piensa en nuevos dueños tras la “fuga” de los propietarios americanos por la acumulación de deudas, donde Rafa tiene un contrato firmado hasta 2014 y que esperemos que su futuro más inmediato sea brillante en la ciudad de Merseyside, donde sus aficionados en Anfield también estoy seguro que aun le quieren…

Para los que quieren saber aun más sobre Rafael Benítez en lo que se refiere a la inversión en fichajes y su comparación con los otros “grandes” de Inglaterra y Europa.