Archive

Posts Tagged ‘Ashley Young’

La ‘contextualización’ de Ashley Young

16 noviembre, 2010 4 comentarios

Sería conveniente explicar de donde viene la palabra ‘contextual’. Concepto madurado –personalmente- en el blog Ecos del balón, hace ver al jugador en el césped que explica el ‘todo’. Una referencia que marca el estilo de un colectivo, el ritmo es suyo y la consecuencia. Messi/Iniesta, Cristiano Ronaldo, Rooney o Kun Agüero, cumplen la premisa en ocasiones, compleja.  En esta entrada hablaremos del contexto del nuevo Aston Villa, en la figura de Ashley Young tras los cambios sustanciales en Birmingham. Martin O’Neill fuera del banquillo tras 4 años en el que era ‘su banco’ en Villa Park y la llegada de Houllier, donde experiencia no falta. Además, la venta de Milner, supone encontrar a ese nuevo jugador que le de forma a un equipo que siempre ha dado la sensación de quedarse “a medias” para llegar a ser de Champions. El nuevo cambio de aires en los ‘villanos’ comienza a sonar bien con el “cambio” que prometo explicar.

Ashley Young, ese jugador inglés muy dinámico y ágil, que recuerda a la nueva hornada de extremos ingleses. Su concepción era la de crecer en esa posición de extremo izquierda, básicamente por exigencias del guión de tener a Milner, como ese jugador especial; y la confianza de Downing como “interior”. Zurda de oro, la definición como jugador cambió con la llegada del nuevo entrenador Houllier a la ciudad de Birmingham. Un equipo sin objetivo de juego a comienzos de temporada, está comenzado a dar visos de que la situación cambió 180º en los últimos partidos y que Gérard desde el banquillo, ha podido dar con la ‘tecla’. Ashley Young se convierte en multidisciplinar, dinámico en todos los perfiles de la 2ª línea tras el delantero, se convierte en la referencia ahí del equipo.

Diagrama de pases y mapas de calor del partido de Ashley Young frente al Manchester United (Haz click para agrandar)

Respaldado por los dos flancos y sin cambiar la concepción de esa banda izquierda con un jugador rico en asistencias como Downing y en derecha, la juventud y ‘desparpajo’ de un jugador con mucho talento como Albrighton, parece difícil que podamos ver a nuestro protagonista en banda, de nuevo. Los argumentos son claros para esta “nueva” posición y definición como jugador.

Mapa de calor posicional de los jugadores de banda, Downing y Albrighton, frente a Manchester United (Haz click para agrandar)

Quizás, esta “liberación” del equipo en su idea y definición del perfil idóneo de nuestro protagonista, se debe al posicionamiento de un doble pivote con poca profundidad por la ausencia obligada de S.Petrov y la no confianza en un jugador con “magia” como Ireland. Por tanto, jugadores como Collins o Warnock abusan del desplazamiento en largo desde la línea de defensiva. Bannan se ha consolidado en ese doble pivote mencionado, mediando entre transición ofensiva-defensiva, y Reo Coker o Hogg, jugadores con características más relacionadas con la fase defensiva. Arriba se prescinde de Heskey, solo como delantero, para evitar la proliferación de un juego carente de combinación y fluidez, más estático, con el veterano jugador inglés como referencia. El joven Delfouneso y Agbonlahor ya recuperado, serán las referencias de cara a beneficiar a un colectivo y buscar la profundidad perdida.

Solidez y referencia de resultados como el último empate a dos frente a Manchester United en un dominio de 80 minutos, victoria con dos asistencias frente al Blackpool desde ambas bandas o empate a uno bastante injusto en Craven Cottage en último minuto y a balón parado. Los resultados llaman a lo positivo del cambio de posicionamiento de un jugador como Ashley Young, del cambio del rol y en definitiva, el jugador CONTEXTUAL en que se ha convertido. Es su Aston Villa y el Aston Villa es él.

P.D.Para quien quiera profundizar en el entramado táctico de los ‘villanos’, pueden leer el intuitivo artículo de Álvaro de Grado en su blog “desde Anfield”: El Aston Villa y sus carencias. Para mí, la situación cambio tras el tedio del derby de Birmingham.

¿Última oportunidad para Martin O’Neill?


Era 1980 y un humilde equipo de la ciudad de Nottingham, el Forest, se convertía campeón de Europa de clubes por segunda vez consecutiva tras la lograda en 1979 y a las órdenes ambas, del genial Brian Clough, quizás el entrenador más importante del Reino Unido en su historia, por lo que ha significado de cara al continente con esas dos copas conseguidas. En aquel equipo que venció al Hamburgo por 1-0, jugaba de centrocampista un fino irlandés del norte, llamado Martin O’Neill y que aun no sabía que la historia le tenía un hueco como uno de los grandes entrenadores de este siglo en las islas e internacionalmente y es el protagonista de nuestra nueva entrada.

Como ya he dicho, Martin es de origen Norirlandés, más concretamente de la ciudad de Kilrea, mientras que en la capital, Belfast, empezó a dar sus pasos como jugador de fútbol en la posición de mediocampista hasta culminar una exitosa carrera en el Nottingham Forest, con los logros ya comentados. Pero al revés que le pasó con su bautizo futbolístico en el césped, su bautizo futbolístico en el banquillo fue en Inglaterra, en un equipo de la Nothern Division (demasiado humilde para colocarla en el mapa) a las órdenes del Grantham Town, de ahí llamó la atención a un equipo de la Division 3 como el Wycombe Wanderers y desde entonces fue incrementando su currículum de buen hacer con varios equipos, hasta llegar a la Premier con el Leicester con quienes consiguió una clasificación para UEFA tras en cuatros conseguir dos copas de la Liga (Carling Cup actualmente).

Hechos que en Escocia no pasaron en balde para uno de los equipos con más tradición en Europa por todo, un grande  como es el Celtic Football Club. Los “blanquiverdes” se encontraban en mejor posición continental respecto al equipo actual, sombra de lo que fue. Tanto es así que “Martin the Magnificent” llego en 5 años a una final de UEFA que perdió frente al Oporto en el 2003, mientras conseguía en tres de esos años el doblete escocés, demostrando la supremacía en esos instantes de los católicos de Glasgow frente al Rangers, su archirrival.

Un subcampenato, en la temporada 2004/2005 en liga, supuso la despedida del norirlandés de Escocia con miras al pais que le ha visto crecer con su mítico abrigo deportivo, por los banquillos. En el 2006, es contratado por los `Villanos´ de Birmingham, donde da comienzo un proyecto brillante pero que le falta el broche y cada vez el tiempo  “aprieta” para ello. Conseguir un título con el equipo que él, ha hecho más grande, tras años en el ostracismo. Un club que llegó a ganar una Copa de Europa en 1982.


Tras un proyecto que avanza a su quinta temporada en el banquillo de Villa Park, Martin ha conseguido que su equipo se convierta en aspirante seguro a puestos de UEFA y en las dos últimas temporadas con proyección a puestos Champions, pero podemos achacarle un par de cuestiones al bueno de O’Neill: La falta de profundidad de plantilla (¿es en realidad este un problema suyo o de presupuestos?) y el que no haya podido aun, ganar ningún título para el equipo de Birmingham.

Una plantilla construida a base de talento joven con Ashley Yong y Agbonlahor a la cabeza, ha ido completando piezas hasta tener una alineación inicial muy competitiva en la competición doméstica con gente muy válida como Downing, Milner, Reo-Coker, Sidwell, Cuéllar donde les acompañan la experiencia de Heskey, Petrov, Dunne, Carew y por supuesto Friedel, el portero. Pero en las últimas temporadas el bajón físico es reseñable en la segunda parte de la temporada donde les ha costado disgustos clasificatorios tras una brillante primera parte del calendario, todo ello debido a la falta de inversión, de profundidad de banquillo.  No obstante parece ser, que según los últimos rumores, los Américanos dueños del club, quieren hacer la última apuesta por esta plantilla ante la previsible salida de Martin a un destino con más potencial (United, Selección…). Se prevee un presupuesto de 42M de £, bastante alto para acometer las reformas necesarias y cumplir su gran objetivo…

Tras perder la temporada pasada frente al Manchester United la Carling Cup (Copa de la liga), llegamos a la temporada donde Martin se va a encontrar ante sí, el intentar cumplir su gran objetivo desde que en 2006 se hizo cargo del Aston Villa, poner el broche de Oro, poner un título en las vitrinas de los `Villanos´. ¿Ultima oportunidad para Martin O’Neill? Estamos seguros desde El Fútbol de Gons, que no nos fallará.