Archivo

Posts Tagged ‘Crónica’

Las dudas del otoño

24 octubre, 2013 4 comentarios

Publicado en SPAIN SPORTS NETWORK.

 

Foto obtenida de levante-emv.com

Foto obtenida de levante-emv.com

 

Las dudas sobre el Real Madrid, en otoño, son «un asunto tan propio de la estación como las setas o la butifarra; por las mismas razones que son un asunto otoñal el tocino, la alubia blanca y la melancolía». Dijo Josep Pla mientras recorría la Costa Brava en autobús. El aspecto del que se sienta en la grada del Bernabéu un día de Champions, en fase de grupos, es el rostro bucólico, melancólico de gestas interrumpidas por la ley del fútbol y la Copa de Europa, poseído de ganas de redimirse a partir de febrero y en eliminatorias. Así lo siente el aficionado malacostumbrado pese a que toda una visita de la Juventus realza su voz con la que come pipas, hasta primavera.

Coinciden las crónicas de los que lo vivieron desde dentro que el ambiente, sin duda, era de Champions que no de Copa de Europa. Si conseguimos centrarnos en el terreno de juego uno asimila que ambos presentan credenciales para ambas fases del torneo por excelencia. Antonio Conte –esta semana aprendí que no se dice Conte sino ‘Contí’- salió al césped con una disposición aproximada a la moda ganadora impuesta por Simeone, con hasta cinco interiores si como tal consideramos a Tévez, continuamente haciendo el repliegue en el lado izquierdo. Izquierda-derecha, en diagonal, el 10 argentino dispuso del espacio junto a Llorente. Francamente mal defendido por la pareja, en base a ser sus pares directos para el partido Arbeloa-Khedira. De ahí llegaron las mejores ocasiones de La Vecchia Signora. Incluyendo el gol del empate.

Se repite, y con razón, que el Real Madrid está por hacerse. Por definirse. Imponer un qué y un cómo a la hora de plasmar solidez sobre el césped. Básico sobre todo en esta competición. La siguiente afirmación la identifico con Pep Guardiola, aunque aún dudo si fue mi subconsciente en plena refriega con la almohada:“dime cómo sales con la pelota y te diré cómo juegas”. O algo así. Tan cierto como identificable en el partido de ayer: al Real Madrid le cuesta encontrar soluciones ante rivales en estático y sólo aparece la respuesta instantánea de Khedira, de espaldas, y ligeramente escorado en la derecha. El movimiento ofrece el tempo correcto para que Di María genere por dentro, inclusive el primer gol ayer. Si la Juve daba con la pelota, y en su paso con Pirlo, la jugada, cómo no, encontraba líneas de pase. Eso en el Real Madrid de ayer, con Modric ciertamente desactivado, parecía una quimera que se comía pasos hasta llegar a Cristiano Ronaldo. Pero es que éste per se es mucho.

Generó todo el potencial de ataque de su equipo. Hasta ahí todo normal; roja a Chiellini incluida. En una acción, vista en directo como si un ojo de halcón se tratara; cuyo fin se predecía desde antes de comenzar con la primera zancada, que aquél italiano al que se le considera élite, no iba a estar a la altura. Ni de esa jugada por no anticiparse, ni en el penalti cometido a Sergio Ramos.

Un equipo italiano, valga el tópico, nunca se le mata completamente durante noventa minutos, ni aunque vaya con diez sobre el campo. Sobrevivió en exhibición de Arturo Vidal, llegando con peligro pese a una clara inferioridad. Es ese carácter apático, o de no saber replegar a favor del resultado, el que acaba por enterrar las opciones del Real Madrid a doble partido. Cargando con esa losa, la de no saber cerrar ante los grandes; e instalados en las dudas de su juego, mitificadas ahora y no cuando las rodillas deben estar ya peladas, el Real Madrid se presenta en Barcelona. Si hay algo (más) que dejó Mourinho es saber competir ahí.

–          ¡Y déjense de intensidades!   

 

Anuncios

Crónica Real Madrid (jornada 16) Rival: Espanyol

21 diciembre, 2012 1 comentario

Publicado en MASLIGA.

REAL MADRID 2-2 ESPANYOL

 

CRÓNICA PUNTO DE VISTA: REAL MADRID

JORNADA 16

FECHA: 16/12/2012

PARTIDO
REAL MADRID-ESPANYOL
ALINEACIÓN REAL MADRID
Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira, Xabi Alonso; Modric (Di María, m.46), Özil, Cristiano Ronaldo; Callejón (Morata, m.73).
ALINEACIÓN ESPANYOL
Kiko Casilla; Javi López, Colotto, Héctor Moreno, Víctor Álvarez (Capdevila, m.59); Víctor Sánchez, Forlín, Wakaso (Christian Alfonso, m.29), Verdú (Albín, m.70); Simao y Sergio García.
GOLES
0-1, m.30: Sergio García. 1-1, m.45: Cristiano Ronaldo. 2-1, m.48: Coentrao. 2-2, m.88: Albín.
ÁRBITRO
Mateu Lahoz (colegio valenciano).
TARJETAS
T.A: Cristiano (80). Wakaso (13), Christian Alfonso (61), Víctor Sánchez (78) y Albín (89).

CRÓNICA:

La estadística mata al juego; igual que el gol mata a ese juego. Suena tan disonante como el carácter del propio Real Madrid de cara a su remate en portería. Habría que revisar si el juego se deduce tan mediocre como así dictan las crónicas, inducidas por el resultado final; o el equipo blanco sin efectividad ni seguridad en su línea defensiva, se define a sí mismo dentro del insuficiente general. No sólo por la clasificación. Al final quedará un híbrido entre ‘pegada’ y juego; qué intentaremos desgranar de la mejor manera.

El Real Madrid ante equipos de más que posible ventaja, no tan solo numérica, sino posiblemente posicional en el medio del campo; suele plantear partidos jugados con dos interiores, véanse Özil y Modric ante el Zaragoza. Frente al Espanyol, y su posible estatismo en 442 por así decirlo, el propio Modric y un recuperado Khedira serían las salidas del equipo; capaces incluso de soltarse por banda haciendo la oportuna cobertura al lateral. Existen diagonales de Coentrao con Modric abierto. Un recurso que facilitaba el tiempo para que Cristiano Ronaldo percutiese en otras zonas como la derecha, siendo en todo momento referencia de la recepción al igual que Özil. Ambos son el eje de esta temporada. Las tareas de nueve estaban más destinadas a Callejón, agente inteligente para el fútbol, asunto éste que le revela como titular por delante de Di María. Ya tratado sobre las líneas de Masliga en otras crónicas.

El gol de Albín ante la atenta mirada de Özil, que sirve como extraña metáfora del partido. [Foto de MARCA.COM]

El gol de Albín ante la atenta mirada de Özil, que sirve como extraña metáfora del partido. [Foto de MARCA.COM]

El peligro del Espanyol estaba basado en cerrar líneas, esperar a la pérdida por dentro, para salir Verdú mediante hacia Sergio García. Ambos desmontaron la moral del Bernabéu en su falta efectividad de cara al marco de Casilla, y desorden posterior de su línea en defensa. El ex campeón de la Eurocopa en 2008 -conviene recordarlo-, Sergio García, hizo mella adelantando a los suyos en una transición entre Pepe y Sergio Ramos; en un dato de no poco valor. La pareja blanquiazul que sostenía el partido; también forma parte de una idiosincrasia de la Liga BBVA que no debe perder nunca. La revaloriza. Igual que el gol de Cristiano Ronaldo para empatar el encuentro a muy poco del descanso. Entes, todos, de los que conviene disfrutar.

Con el 1-1 y 45 minutos por jugarse, Di María saldría por Modric en el intento de variar el discurso, sobre todo, de cara a la red. Sin olvidar que el croata remató un balón al póster durante su estancia sobre el campo. Lo encendido de cómo comenzó el argentino, levantaría las expectativas del resultado, y quizás de su mediocre temporada; en una desazón general con él que invita a especular con una serie de individualidades cuyo resultado cuesta definir. No sería el propio Ángel Di María, sino Cristiano Ronaldo, quien en una muestra más del fútbol que abarca, asistió a Coentrao para su primer gol con el equipo blanco. Y con todo, cuesta entender a lo que se llegaría al final.

Özil en una continua muestra de habilidades -en esta temporada-; Di María topándose al palo; o hasta Morata, quien saldría al campo en el 73, falló ocasiones en el área chica. Desquicia a cualquiera. Incertidumbres que en las tablas de la ley del fútbol siempre se pagan demasiado caro. Más en un equipo que no encuentra ninguna seguridad cuando la pelota viene a balón parado, aprovechado por el Espanyol y Albín para poner el profetizado 2-2; símbolo de ruptura con el juego exhibido anteriormente. Pero que pocos reconocen. Ya no vale la confirmación de Mesut Özil o el prestigio adquirido por Khedira a cada partido, sino que todo se ve y debe verse por el resultado; ése que no fueron capaces de aumentar.

Mourinho, en un discurso más timorato e impactado, que consciente y pausado; esgrimió aquello del “casi imposible”. No debe ser fácil su reacción. Pero la salud de un vestuario en temporadas tan largas es primordial, hay que hacer por mantener una mente competitiva. Y porque aún quedan cenizas de esperanza de donde agarrarse.

VALORACIONES INDIVIDUALES:

JUGADOR
VALORACIÓN
COMENTARIO
Casillas 6 Su actuación final viene refrendada por una teórica no superioridad sobre su área. Aunque friamente, sin el agobio mediático, no me pareció decisivo para el resultado final.
Arbeloa 4 Entre Verdú y Simao no le vi imponer su condición. Además de llevar una serie de partidos donde su figura se ve aminorada por detalles que forman el global del partido.
Pepe 6 Víctima de la virulencia de falta de gol sobre su equipo. No fue exigido pero tampoco estuvo acertado en el primer gol.
Ramos 6 Un análisis similar a su compañero Pepe.
Coentrao 7 Tuvo tiempo para ampliar sus expectativas sobre campo rival y sumó, además, un gol. Notable.
Khedira 6 Sumó una asistencia a Cristiano Ronaldo aunque su presencia se vio más tapada durante el partido por la exposición de Özil.
Alonso 5 No impuso su figura sobre la segunda jugada y dio la sensación que tanto Verdú o Sergio García encontraban con cierta facilidad carriles por donde abrir.
Modric 6 Mourinho le dejó sin tiempo para completar un partido mejor; aunque en la primera parte se mostrase bien en la elección de su ataque, no tanto en el repliegue por su teórico carril.
Özil  8 Continúa con su excelsa temporada.
Cristiano  8 Cada vez más integrado a la temporada, mientras sigue siendo la referencia en cuanto a fútbol. Gol.
Callejón 7 Su inteligencia sobre el campo le permite mantenerse en el once y además sin desmejorar a la fuerte línea de detrás.
Di María  5 De más a menos; aunque somos víctimas de lo que esperamos más de lo que nos da.
Morata 6 Presencial.
 –  –