Archive

Posts Tagged ‘Khedira’

Las dudas del otoño

24 octubre, 2013 4 comentarios

Publicado en SPAIN SPORTS NETWORK.

 

Foto obtenida de levante-emv.com

Foto obtenida de levante-emv.com

 

Las dudas sobre el Real Madrid, en otoño, son «un asunto tan propio de la estación como las setas o la butifarra; por las mismas razones que son un asunto otoñal el tocino, la alubia blanca y la melancolía». Dijo Josep Pla mientras recorría la Costa Brava en autobús. El aspecto del que se sienta en la grada del Bernabéu un día de Champions, en fase de grupos, es el rostro bucólico, melancólico de gestas interrumpidas por la ley del fútbol y la Copa de Europa, poseído de ganas de redimirse a partir de febrero y en eliminatorias. Así lo siente el aficionado malacostumbrado pese a que toda una visita de la Juventus realza su voz con la que come pipas, hasta primavera.

Coinciden las crónicas de los que lo vivieron desde dentro que el ambiente, sin duda, era de Champions que no de Copa de Europa. Si conseguimos centrarnos en el terreno de juego uno asimila que ambos presentan credenciales para ambas fases del torneo por excelencia. Antonio Conte –esta semana aprendí que no se dice Conte sino ‘Contí’- salió al césped con una disposición aproximada a la moda ganadora impuesta por Simeone, con hasta cinco interiores si como tal consideramos a Tévez, continuamente haciendo el repliegue en el lado izquierdo. Izquierda-derecha, en diagonal, el 10 argentino dispuso del espacio junto a Llorente. Francamente mal defendido por la pareja, en base a ser sus pares directos para el partido Arbeloa-Khedira. De ahí llegaron las mejores ocasiones de La Vecchia Signora. Incluyendo el gol del empate.

Se repite, y con razón, que el Real Madrid está por hacerse. Por definirse. Imponer un qué y un cómo a la hora de plasmar solidez sobre el césped. Básico sobre todo en esta competición. La siguiente afirmación la identifico con Pep Guardiola, aunque aún dudo si fue mi subconsciente en plena refriega con la almohada:“dime cómo sales con la pelota y te diré cómo juegas”. O algo así. Tan cierto como identificable en el partido de ayer: al Real Madrid le cuesta encontrar soluciones ante rivales en estático y sólo aparece la respuesta instantánea de Khedira, de espaldas, y ligeramente escorado en la derecha. El movimiento ofrece el tempo correcto para que Di María genere por dentro, inclusive el primer gol ayer. Si la Juve daba con la pelota, y en su paso con Pirlo, la jugada, cómo no, encontraba líneas de pase. Eso en el Real Madrid de ayer, con Modric ciertamente desactivado, parecía una quimera que se comía pasos hasta llegar a Cristiano Ronaldo. Pero es que éste per se es mucho.

Generó todo el potencial de ataque de su equipo. Hasta ahí todo normal; roja a Chiellini incluida. En una acción, vista en directo como si un ojo de halcón se tratara; cuyo fin se predecía desde antes de comenzar con la primera zancada, que aquél italiano al que se le considera élite, no iba a estar a la altura. Ni de esa jugada por no anticiparse, ni en el penalti cometido a Sergio Ramos.

Un equipo italiano, valga el tópico, nunca se le mata completamente durante noventa minutos, ni aunque vaya con diez sobre el campo. Sobrevivió en exhibición de Arturo Vidal, llegando con peligro pese a una clara inferioridad. Es ese carácter apático, o de no saber replegar a favor del resultado, el que acaba por enterrar las opciones del Real Madrid a doble partido. Cargando con esa losa, la de no saber cerrar ante los grandes; e instalados en las dudas de su juego, mitificadas ahora y no cuando las rodillas deben estar ya peladas, el Real Madrid se presenta en Barcelona. Si hay algo (más) que dejó Mourinho es saber competir ahí.

–          ¡Y déjense de intensidades!   

 

¿Cómo llegas Real Madrid?

14 febrero, 2013 2 comentarios

Publicado en MASLIGA.

Esta aventura propia de la historia más actual del Real Madrid, la ligada a la Champions League, trae consigo titulares como el de este artículo. La desvencijada temporada entre el torneo regular y Europa presupone el fantasma de la predicción, y un estado actual de fruncimiento del deseo; no sabemos qué deparará la noche, ni la eliminatoria. Qué Real Madrid encontrarnos. Tornó en demasía de lo expuesto en la temporada precedente, incluido el gran rival; deformando la regularidad, y muy a su pesar, el juego. No sabemos si su apuesta inicial fue descreer en el balón, aun teniéndolo, hasta alcanzar la contra. Pero la base parece ésa.

  1. Tenerla, sí. Pero cómo.

<< No es el cuánto sino el cómo >> No sé quién pronunciaría tal, el diagnóstico definitivo del fútbol, acostumbrados a cuantificar el arte del pase. Convirtiéndolo en todo menos arte. Y Mourinho debe responder a la duda con suficiente sutileza. Conoce que su equipo la va a tener en el 99% de los partidos de la temporada, y cerrado el repliegue con el dato de sólo tres goles recibidos en 2013, llega Europa sin saber el peinado para tu cita.

El contraataque, como se dijo, es el mejor ‘look’ de un equipo que parece desquitarse a base de zancadas largas. Díganselo a Cristiano Ronaldo; y luego a Benzema, Özil o Khedira. Mechas de tu mejor fútbol. Aunque para llegar hasta ahí debe haber ocurrido algo antes, en espera de la sinergia te lleve hasta donde quieres. Precisar el momento, clave para cualquier dominador de un partido.

Ya no hay restos de escalonamientos tan claros como los de la temporada pasada, cuyo dominio del que hablamos se basaba en una salida de balón más concienciada. Ahora no existe el miedo al balón largo hacia la recepción de Cristiano Ronaldo, un bien no tan explotado entre los que nos gusta esto de narrar u escribir.  Tampoco prescinde de buscar la superioridad numérica (busquen el rotulador para subrayar el término) en zona de medios. Con Modric (a falta de Di María) y Özil, por dentro. Con Khedira en el vértice hasta la profundidad del rival y el área.

Son los mismos alemanes que aparecen tanto con balón, como sin él, y realizar la transición hacia el ataque. Sami Khedira o Di María hacia el exterior de Özil, y de ahí a Benzema o Cristiano Ronaldo. Fácil de contar y tan complejo de realizar, que lo convierten en el mejor en ello. Y ahí recae su peligro real.

Peligro real, no escalera real. Ay.

Foto: vavel.com

Foto: vavel.com

  1. Xabi Alonso en vinilo.

La genealogía del ‘5’ puro en el fútbol parece haber dejado de tener ascendencia en nuestro ahora. Por eso, y algún aspecto más, Xabi Alonso debe alcanzar el trato de un vinilo. De ser mirado como las yemas de dedo pudorosas que rozan el elemento, preciado, antes de ser reproducido en pletina. No quedan tantos, y si los hay, no tan refinados. La temporada pasada parte de la música de ese vestuario pertenecía a Xabi. Y Xabi no acallaba entre Pepe y Sergio Ramos; hasta una crisis, más relacionada con el físico y el plus futbolístico, acabó por apagar su figura en el peor momento. A tenor de la semifinal frente al Bayern.

La medida del tempo tan particular en el fútbol, ya no puede esperar a su total rendimiento, y el Real Madrid simplificó funciones. Muy relacionado con el primer punto de este artículo. De ahí que el juego ya no esté tan pendiente de Xabi. Pacto con lo primordial primero, para luego ir acaeciendo hasta ser, seguro, casi secundario junto a Busquets en su paso con la selección. Por citar una referencia directa. Ahora le queda el mismo tiempo en su desplazamiento con balón; y sin él, seguir estando arriba. Incluso optando.

Foto: Actualidadfutbol.com

Foto: Actualidadfutbol.com

 

  1. Özil, Khedira… y Cristiano Ronaldo.

El pretexto es magnificar a estos tres.

Un Bernabeu ya rendido al último, en todo, porque la jugada va a terminar en él, en su mejor estado futbolístico desde que es fútbol… perdón, jugador. No precisa de ocupar un solo carril, y le preceden varios clásicos. Por qué no una eliminatoria de suma importancia. Se da por hecho. Y se mueve bien en términos de Leviatán de nuestro fútbol, a la sombra de Messi. Así que llegará para intentar ser trascendente en una tercera Champions League a nivel personal; porque se cruza ante él una oportunidad para reivindicarse una vez más si es que lo necesita.

Hablo desde un punto de vista puramente individual y eficaz, porque su fútbol no precisa de repetir la loa. Ya está dentro de la historia.

En el caso de Özil y Khedira, sorprenden por su forma de dar la vuelta al aspecto mediático. Sami porque así se es justo con su figura, atrapada en el submundo de los no técnicos, hasta que sus virtudes vieron luz. Ya no era tanta su torpeza sino que el primer pase y la velocidad asociada a la reacción se convirtieron en claves. Sea en transición, o receptor en el antepenúltimo pase. El alemán lleva contenida la “valentía” de ocupar el área, y sin comillas, abrirse como destino en un lado. Su rango de juego ha crecido. No en aptitudes, sobre todo tácticas, su valedor. Sino en la actitud del aficionado. Aunque parezca extraño.

1336212296khedira-ozil-ronaldo-jubel-daumen-hoch-0039876aaf-jpg

Mesut Özil se ha definido en Madrid de una forma muy diferente. Sus condiciones nunca se pusieron en duda. Sí si su rendimiento estaba anquilosado. Una temporada de definición de nuevo del juego hacia mayoritariamente transiciones de más metros,  han puesto en relevancia su figura, parecida perdida allende del Camp Nou. La espalda del mediocentro rival será su núcleo de acción, dentro de la diagonal que acomete con precisión quirúrgica sobre la transición, o mejor dicho la jugada. Y por fin llegó su gran partido de Champions League. Donde se pule el mejor. Y entre los más válidos está. De él va a depender muchas de las opciones que podamos otorgar a este Real Madrid.

      4. Bonus track: y tres breves.

–          Benzema o Higuaín. La impaciencia sobre el que puede dar más y debe; o la vertical.

–          La defensa sobre la diagonal de Arbeloa; la técnica exterior de Coentrao; y el plus competitivo Pepe más Sergio Ramos.

–          Di María. Qué te quieren. Qué te quieres.

 

De nuevo otro clásico

30 enero, 2013 2 comentarios

Publicado en SPAIN SPORTS NETWORK.

Existe un miedo que se estira por la Castellana hasta llegar a Plaza Castilla -si me permiten el paseo desde Cibeles-, donde lo hecho en una o dos temporadas parece difuminado. Un punto de vista que diverge de lo puramente futbolístico con el pánico de lo que va por fuera: su envoltorio. A eso se enfrenta el Real Madrid en una eliminatoria con mucho significado. Trascendente. Debe hacer valer lo conseguido en un bienio, y que atestiguan los últimos títulos; además del juego. Un ente olvidado, hasta el día de hoy; en clara actualidad con lo ofrecido si pensamos a corto plazo. Un recuerdo postergado, donde no hay mayor insulto para una figura tan relevante como Mourinho dentro del banco.

Si algo ha levantado expectativas en nuestro país ha sido la confluencia Mourinho-Pep en todos los frentes. No se han dejado ninguno. Del éxito, al ir persiguiendo, y una vez atrapado, no poder mostrar las cicatrices. Y en efecto, superado por Tito; robada además la cuestión de fe que en demasiadas ocasiones se facturó junto al equipaje blanco. La verdad es que el portugués tiene mucho que pensar sobre qué pasó y qué pasará. Y a la velocidad que fluye el fútbol es cuestión de reválida el primer gran duelo obviando la Supercopa de España.

El registro anterior se basa en dar por superado el dominio ‘kitsch’ de la época de Pep; si es que Milan Kundera me permite la cita, de origen alemán en el siglo XIX y significado para otra época en términos políticos. Y es que el propio Guardiola se impregnó de un exceso de estética en el sentido más amplio. Interpretó palabras como eternidad, llena de artificios por fuera, y una generalización de << ¡viva el fútbol! >>, cómo si éste fuera monógamo.

-

Sentía José Mourinho la necesidad de dar la vuelta al plano mediático, dispuesto siempre en contraposición tal, discordante con lo que podía ofrecer y ofrecía; sin reproches tras el 1-2 que le daba su primera Liga. Hasta un punto merecido en igualdad de poderes. Era el momento que por fin ataba a Messi y a Iniesta, haciendo de Khedira y Arbeloa baluartes en el oficio; sin que sobren Pepe o Sergio Ramos en la opinión. Faltaría más.

La presentación actual, y la que vale para esta noche, es muy diferente. No está ninguno de los dos centrales nombrados; pero sí los dos activos anteriores, y así ir convenciendo a un colectivo falto de autoestima y de juego. Salvo Cristiano Ronaldo y Özil; en la catarsis producida en Liga se tiende a enmendar (un gol en los últimos cinco partidos) con la búsqueda de un equipo, y que mínimamente exprese algo de la temporada pasada. No sabremos hasta última hora si creerá en Modric o Benzema; uno por juridiscción mínima que diría Gistau; y al delantero por su burbuja de ausencia. Ante la falta de Di María para ofrecer nervio casi teológico.

Y si de cuestión de fe hablamos, incluso repetimos, el cleptómano parece Tito.

El Barça de Tito Vilanova llega convencido y convenciendo, que parece lo mismo, pero no lo es. Confieso que tiendo a jerarquizar a Cesc o Iniesta; sin olvidar a Busquets, Pedro o Piqué. Ni por supuesto a Messi. Pero este Barcelona organiza rondos, porque profundiza. Enseñando que muy equivocados estábamos en cuestión de geometría y polígonos respecto a versiones anteriores; hasta alcanzar el valor del área igual –o de mayor valor-. Incluso superando en cuanto a juego a los mejores meses de Pep . Eso es persuadir. << Porque el ‘kitsch’ es una estación de paso entre el ser y el olvido >>, que diría Kundera. Y este Barça no lo ha ignorado. Para beneficios de uno y quebraderos del otro. Pero se viene el clásico y todo se vuelve a igualar.

Crónica Real Madrid (jor.18) Rival: Real Sociedad

12 enero, 2013 1 comentario

Publicado en MASLIGA.

REAL MADRID 4-3 REAL SOCIEDAD

 

CRÓNICA PUNTO DE VISTA: REAL MADRID

JORNADA 18

FECHA: 06/01/2013

PARTIDO
REAL MADRID-REAL SOCIEDAD
ALINEACIÓN REAL MADRID
Adán; Varane, Carvalho, Essien, Arbeloa; Khedira, Alonso; Ronaldo, Özil, (Modric, min.85), Callejón (Casillas, min.7) y Benzema (Higuaín, min.74).
ALINEACIÓN REAL SOCIEDAD
Bravo; Iñigo, Estrada, Mikel, De la Bella (José Angel, min.82); Zurutuza (Elustondo, min.73), Pardo, Xabi Prieto, Griezmann, Vela y D. Ifrán (Chori Castro, min. 57).
GOLES
1-0, min. 2 , Benzema. 1-1, min. 8, Xabi Prieto (p). 2-1, min. 35 Khedira. 2-2, min. 39, Xabi Prieto. 3-2, min. 68, Cristiano Ronaldo. 4-2, min. 70, Cristiano Ronaldo. 4-3, min. 76, Xabi Prieto.
ÁRBITRO
Iglesias Villanueva (C. Gallego)
TARJETAS
T.A: Ronaldo (min.44) y Alonso (min.69). Mikel (min.15), Estrada (min.26 y min.79), Iñigo (min.41) Zurutuza (min.51), José Angel (min.91) y Elustondo (min.92). T.R: Adán (min.5).  Estrada (min. 79).

CRÓNICA:

El escenario particular en el que se había convertido el partido sirve para obviar todas esas corrientes que pervierten el fútbol. Mourinho sin resultados, y con la decisión de relegar a Casillas, presentaba un rostro inanimado propio del eclipse mediático; entorno que suele olvidar el pasado más reciente y realza el resultado del ahora. Fútbol. Y éste pasaba por una defensa hecha a remiendos de Essien en el lateral, derecho esta vez; Varane y Carvalho; más Arbeloa de nuevo a la zurda donde cumplir no es anecdótico. Nunca lo fue.

Un inicio que fue sinónimo también de la fragilidad del oponente en su zaga, con Benzema y Callejón aprovechando la espalda, una y otra vez, mientras Cristiano al galope mostraba suficiencia; poca para lo que vendría después en giros de guión propios de la desfachatez y el azar con el que la pelota suele corresponder. Pasamos del 1-0 obra de Karim Benzema ante el portero Bravo y asistencia de Khedira; a jugar con diez y el empate por un error de Adán en la entrega.

Mourinho luego lo expondría en rueda de prensa: “con uno menos todos participan en las labores defensivas”. Así se entiende una primera media hora, de observación, de ver cómo se lo toma tu rival, mientras yo controlo el pánico; sin voz en el estadio. Parejas en su primera cita hubieran hecho más ruido. Únicamente la aparición de dos referencias del encuentro y realistas como Griezzmann y Vela, encontraban sin no mucha tensión un uno contra uno que pudiera ser favorable. Pero del espejo de casi treinta minutos, a la espalda de Zurutuza y las prisas controladas del Real Madrid, desde Özil retirado a la izquierda; ya eran menos los metros a recorrer. Sami pisando tres cuartos, y Cristiano Ronaldo omnipresente y provechoso, hasta el gol del 2-1, pese a llegar a balón parado. Puro balance psicológico. Como si Khedira hubiera servido de redención, el portugués le habría ofrecido tiempo al colectivo, y todo se rematase por pura inercia. Ésa, sin signos de jerarquía pintada de blanco en las últimas jornadas viendo el empate cuatro minutos después; segundo de Xabi Prieto. De la estirpe de elegancia por La Concha.

Opciones para el descanso, varias. Mi proposición, indecente como siempre, era la de ofrecer más tiempo a la pelota y no contribuir a la posesión sin técnica del visitante -perdóneme Rubén Pardo-. Modric capitalizando incluso la transición; e incluso sumar a Higuaín cuya vertical haría daño a la debilitada zaga. Amonestada ya. Pero nada de eso se dio sino dar continuidad, sin acelerar el nervio, porque Cristiano Ronaldo no está para reducir sino ofrecer; tanto o más como su mejor número en Madrid. Karim asistiendo, y Mesut lanzando, o Carvalho en arrebato de genio para este caso, hacia francés y portugués; convertía el sprint de Cristiano Ronaldo en diésel, incluso vuelo sin motor, y un resultado favorable para el Real Madrid falto de chispa hecha talento a posteriori.  El cuarto desde un lanzamiento directo. Sinónimo de grandes ocasiones, y segundos. Gloria.

Poco y nada en la mención a Ricardo Carvalho, poseedor de estar entre los mejores del lustro desde su posición, y ya de forma triste olvidado por físico, edad o claudicar a una nueva generación que también jerarquiza ránkings. Su técnica defensiva es tan brillante, como su don oportuno para desligarse y sumar a la ‘contra’. Dos portugueses con los que se ha individualizado por lo exhibido en su tarde del domingo, de puerta grande, tal y como los tres puntos. Desintoxicación antes del Celta, la Copa, y de nuevo a competir sin enmarañar. Cansado uno de no leer sobre fútbol.

VALORACIONES INDIVIDUALES:

JUGADOR
VALORACIÓN
COMENTARIO
Adán S.C. Error y expulsado, con pocos minutos de juego.
Arbeloa 6 Cumplió cuán funcionario del grupo en su ya extinto lateral izquierdo.
Varane 6 Mourinho pudo señalarle en el penalty que supuso la expulsión; pero ya centrándonos en lo global, sus capacidades tienden a sobresalir aunque no esté aún para competir de verdad.
Carvalho 8 Notable. Porque todavía queda de ese futbolista sobresaliente.
Essien 6 El mismo empeño que Arbeloa.
Xabi Alonso 6 No eran circunstancias para lanzar al conjunto, ni el partido en sobresalir. Suficiente.
Khedira 7 Supuso un cambio en las formas cuando comenzó a pisar campo de aceleración, e incluso sumó en la estadística. Cada vez más importante, incluso a modo individual.
Callejón S.C.
Özil  7 El comentario periódico sore su partido y la temporada llevada a cabo. De los mejores. Otra vez. Lanzando desde la izquierda.
Cristiano  10 Limó en su momento sus aceleraciones a favor del fútbol. Galopadas con sentido, sostuvo el resultado y el colectivo. Imprescindible.
Benzema 7 Fiel a su fútbol, con asistencias como en el tercer gol. Acompañó al contexto creado.
Casillas  6 La Real no tuvo tanta presencia en campo rival, y tampoco fue actor principal en los tres goles. Nada que añadir.
Higuaín S.C.
Modric S.C.

 

Crónica Real Madrid (jornada 12) Rival: Athletic

20 noviembre, 2012 1 comentario

Publicado en MASLIGA.

REAL MADRID 5-1 ATHLETIC

 

CRÓNICA PUNTO DE VISTA: REAL MADRID

JORNADA 12

FECHA: 17/11/2012

PARTIDO
REAL MADRID-ATHLETIC
ALINEACIÓN REAL MADRID
Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Xabi Alonso, Modric, Özil (Khedira, m.62), Callejón (Di María, m.70), Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, m.69).
ALINEACIÓN ATHLETIC
Iraizoz; Iraola, San José, Ekiza, Aurtenetxe; Gurpegui (Castillo, m.78); Susaeta, Iturraspe, Muniain (Llorente, m.46), Ibai Gómez; y Aduriz (Toquero, m.67).
GOLES
1-0, m.12: Aurtenetxe en propia puerta. 2-0, m.30: Ramos. 3-0, m.32: Benzema. 3-1, m.42: Ibai. 4-1, m.56: Özil. 5-1, m.67: Khedira.
ÁRBITRO
Teixeira Vitienes (comité cántabro).
TARJETAS
T.A: Sergio Ramos (75). Aduriz (45), Iturraspe (48), Gurpegui (68) y Susaeta (85).

CRÓNICA:

No hay motivos para quejarse. Ése es el eco que debió recorrer el Bernabeu en la noche del Sábado, ya que se dieron circunstancias en el juego y la estética, favorables, tanto para el aplauso más improvisado, y la sonrisa que el fútbol provoca. Tampoco se trata de un menosprecio al Athletic si intuimos a los de Bielsa como los más idóneos para ser verticales, sin reducir marchas ya per se aceleradas en este curso en el circo blanco; en esa ecuación aún por resolverse. Pero se van añadiendo partidos de mérito sobre todo en Liga BBVA. Y así ir construyendo costumbres que a tenor de temporada anteriores se prevé un 2013 movido cuando todo rompa a favor del equipo. Un equipo en el que volvió Callejón; algo, que en estas crónicas, ya no es noticia ante el ardor de Di María. Mourinho quiere a “su inteligente”.

Mucho se habló, al menos por mi parte, del déficit que contrae el Athletic con la idea vetusta de sus marcas individuales. Seguir pregonándolo en una nueva temporada, sin remedio a variarlo en según qué partidos, es una cruz con la que hay que convivir; y lo haces con Bielsa, que de ésto creo que sabe. A riesgo de poder encontrarte delanteros como Benzema, funcionando de ancla de la jugada, de la cobertura a ambas bandas o la simple vertical; capaz de formar en el vértice retrasado de un “triángulo” con Cristiano Ronaldo y Callejón. Ekiza y Mikel San José desacostumbrados a imponerse a semejante talento, acabaron por claudicar hasta en la simple carrera de un gran balón en largo de Modric desde el perfil izquierdo. Ya era 1-0, y el propio Modric -no es casualidad lo de su posición- y Özil, salían de forma limpia sobre sus carriles interiores, forzaban la espalda del doble pivote rojiblanco, y esperaban a la incorporación de los laterales a través del doble nueve. Palabras dedicadas a Cristiano Ronaldo, qué no estuvo “desaparecido” pero sí el partido estaba en el movimiento de otros y su poder de atracción. Las estadísticas deberían aprender a conocerlo.

Benzema: ancla y algo más… (Foto en REALMADRID.COM por Víctor Carretero)

En Levante presagiamos una especial concentración en el balón parado, y el Sábado no fue esquivo a esa idea: el 2-0 llegó a través de un lanzamiento desde la esquina derecha, con el mismo lanzador que poco antes le ponía otro balón a Sergio Ramos en un córner y bien evitó Gorka. Muchos problemas se resuelven esquivando ese miedo al juego estático y el Real Madrid parece que a base de goles y no cediendo situaciones en contra, va encontrando el equilibrio en ese aspecto. Y los resultados. El mismo que se ensancharía con el gol del partido y la jornada, de quien fue el mejor, resolviendo en las inmediaciones del área al más estilo Benzema colocando el cuero en la base del palo más lejano. El descanso llegaba con 3-1, tras el gol de Ibai, pero la propia sonrisa de Karim era sinónimo de que esos minutos servían para redimirse tanto él como el equipo.

El desangelado segundo tiempo tenía los mismos mimbres con Benzema sirviendo, sobre todo en el cuarto gol tras acogerse a su vertical y encontrar a Özil, rompiendo desde el interior. Era partido para quebrantar tu posición y exigir a un Athletic, que sin sus gerifaltes -Llorente, Javi Martínez, Amorebieta o Ander Herrera-, no parece competir como antaño. Menos si atas a Muniain a roles que le ensombrecen. Khedira saldría para poner el quinto, y la rubrica, a un encuentro que aprovechó el Real Madrid y además a lo grande: cuando el espectador recuerda las jugadas. Y eso es mucho: tomar conciencia de su fútbol.

VALORACIONES INDIVIDUALES:

JUGADOR
VALORACIÓN
COMENTARIO
Casillas 6 No tuvo demasiado trabajo en un partido controlado por el Real Madrid. Aun así se le ve con mayor seguridad bajo palos. Va encontrándose.
Arbeloa 7 Dispuso de movimientos que desestabilizarían al rival. Los laterales tuvieron un importante papel. Sumó asistencia.
Pepe 6 Suyo no fue el trabajo del partido. Fácil.
Ramos 7 Semejante a Pepe, sumando incluso un gol.
Coentrao 7 Apareció, por cirncunstancias de partido, en movimientos en fase ofensiva. Notable.
Xabi Alonso 8 Partícipe de la salida que encontraba el equipo en cada una de las jugadas, bien en balón largo o hacia Benzema más en cortó pero abriendo líneas.
Modric 8 A un nivel semejante al de Xabi Alonso con el aliciente de poder morder más. Sumó una asistencia y alguna jugada de mérito.
Callejón 7 Inteligencia desde el nueve. Él atrajo para que otros jugasen.
Özil  8 Desde el interior hasta el área, siempre quebrando la estrategia rojiblanca. Uno más en esa limpia salida.
Cristiano  7 Atrajo y dispuso. No era partido para sus estadísticas.
Benzema 10 Dar valor a este partido es verlo otra vez. Sin más.
Khedira  7 Salió y se impuso en su zona de inerior además sumando hasta un gol tras recuperación.
Di María S.C.
Morata  S.C.

La Supercopa de España en perspectiva fútbol

25 agosto, 2011 1 comentario

Hace una semana que acabó el penúltimo clásico de un año donde hemos llegado a la embriaguez de estos ‘clásicos’ pero con la constatación que en fútbol, y solo fútbol, no hay mayor esplendor actualmente. Dos constelaciones de jugadores y banquillos, entrenadores o formas de llevar a cabo el juego sin comparación en ningún otro país o continente de la que debemos estar satisfechos para no cruzar la frontera de lo ‘absurdo’, un supuesto que solo puede ser dañino.

La Supercopa de España nos expuso fútbol, ‘rara avis’ en verano siempre sabiendo contextualizar las alturas de temporada en que nos encontramos y con el componente ‘tensión’ siempre presente, ingrediente esencial para esta tipología de encuentros e incluso de necesaria presencia dentro del césped y con unos límites. Exposición de esto último como algo a no tratar en este espacio sino desgranar algunos factores futbolísticos y dar un punto de vista puramente analítico, sin ser completo, en 180 minutos de “final”.

1.     Detalles de entrenador: El principio específico del partido en el balón largo sobre la banda y la “trampa” sobre el poseedor rival.

Real Madrid se basa en un juego vertical, de posesión y control sobre las transiciones tras la primera línea de presión. Frente a un Barcelona, tu modelo se ve impedido en lo más “básico” y como consecuencia, tus dinámicas con balón deben variar para encontrar la directriz de tu juego y la línea de mediapuntas como factor principal de aceleración.

Ya trataremos posteriormente el doble partido del Barcelona, colectivamente, pero existe en ambos encuentros por parte de los de Mourinho, sobre todo en la Ida, una constante para salir lo más rápido posible hacia situaciones privilegiadas y de aprovechamiento del ‘uno contra uno’ como principio específico exigido por el rival, conocido plenamente, y para batir líneas de una manera eficaz si el espacio existe por parte de quién desplaza. Pepe o Xabi Alonso, activos técnicos para lanzar hacia los “extremos”.

En esos principios específicos, dándose a conocer en el ‘PlayOff’ de la temporada pasada, Real Madrid expone una línea de flotación hacia objetivos estudiados y comportamientos corporales entrenados en ‘pasillos’ sobre el poseedor rival. En este caso, Abidal es protagonista de una situación táctica que es alcanzable, solo, en la dimensión de fútbol que venimos hablando y eficaz a tenor de lo visto en la siguiente jugada a modo ejemplo.

2. La antítesis en línea de medios del Real Madrid.

La cara y la cruz en esta Supercopa. Khedira y Xabi Alonso como actores de esta antítesis, algo constatable en el rendimiento de uno y otro en ambos partidos en algo que ya es conocido del año pasado en el caso del mediocentro, ‘ex’ del Liverpool. ¿Naturaleza de esta constatación? Una sola ojeada a las estadísticas en faltas cometidas en la Ida de esta Supercopa de España, conjunto a la media acumulada en toda la temporada pasada puede expresar un deficiente control del espacio alejado del carácter del mediocentro y de ÉSTE mediocentro.

Estadísticas Xabi Alonso obtenidas de ESPNdeportes

No solo en el primer encuentro, también en la Vuelta sin encontrarse cuantificada la tesitura discutida. Una ventaja para la zona de aceleración de un Barcelona mermado futbolísicamente en la disputa de la final.

<< ¿Y Khedira ?>> El alemán se muestra como el mejor adecuado a una forma de llevar el juego, a unos principios y a una táctica, dónde dos amarillas en sendos encuentros le privó de una realidad mediática más convincente pero que en la jugada que hemos querido reflejar seguidamente, se puede prever lo mucho que aporta Sami Khedira como se dijo hace un tiempo en este espacio y en concreto, un partido frente al Atlético de Madrid.

3. El rendimiento del Barcelona, a juicio.

No puede sorprender aquello de que el Barcelona de Pep jugó mal en toda la Supercopa y solo vio reflejado su juego “fielmente” durante minutos –escasos- en la Vuelta. En el plano emocional era difícil partir con ventaja pero sin una mínima calidad de la posesión aparente, ni presión ni balón, fueron argumentos sólidos ante un Real Madrid que hizo el ‘campo pequeño’ en denominada presión alta.

Inexistentes fases ofensivas de control del juego sobre campo contrario, desaparecido, por tanto, el robo en ¾ partes del campo y ni Thiago o Xavi, supieron encontrar la senda del juego de este Barcelona. Todo cuantificado para el juicio de valor subjetivo de cada uno y del cuál solo supo escapar el de siempre, Messi.

Datos Ida

Datos Vuelta

Es normal un tipo de preguntas genéricas, siempre teniendo en cuenta el valor del juicio subjetivo que prevalece sobre una cuantificación semejante con sus respectivos errores:

–         ¿No es lo bastante significativo que el valor más alto en pases en condición de fase ofensiva sobre campo contrario sea 5,11?

–         Siendo ese el caso, ¿Mejor Xavi o Thiago en la Ida? ¿Existe diferencia real a tenor de la estadística de recuperación del balón?

–         En un equipo con un modelo tan marcado de posesión y la calidad de la misma, ¿No es de la mayor relevancia la cuantificación del tiempo efectivo con balón en campo del rival?

–         4 robos en el partido de Vuelta se producen tras el tercer gol de Messi, ¿Hasta qué punto influye en términos futbolísticos, lo emocional?

“Y aún así, el fútbol es tan impredecible que solo por eso merece la pena…”

Real Madrid: El control de las transiciones como mejor argumento.

21 enero, 2011 3 comentarios

Tener el balón para someter al encuentro a tú dominio, eso debe pensar Mourinho para que el Real Madrid pueda plantear su estrategia. Sufre en fase defensiva ante rivales que le discuten el argumento pero hay una máxima inseparable al proyecto 2010/11, el control de las transiciones.

 

 

Partiendo de una ficticia/teórica línea de 4 para el control de la mencionada en este blog u otros, segunda jugada, el conjunto ‘blanco’ rige al rival a que su transición ofensiva se ahogue en pocos pases con la consiguiente pérdida de balón de poca calidad y el  poco tiempo efectivo, para equilibrar las líneas. Período en segundos para generar una oportunidad, si el robo se produce en situación de jugadores –quienes forman la línea del argumento, hoy protagonista- que entienden la salida del balón rápida, como virtud. Xabi Alonso, Marcelo, la asociación de Khedira o el despliegue de Sergio Ramos. “Fácil” para llegar a conclusiones efectivas.

En el ejemplo que se les quiere mostrar, se captan imágenes del movimiento frente al Atlético de Madrid, perteneciente al partido de Ida de Cuartos de Final, de Copa del Rey. Un equipo, factible para la maniobra -que estamos comentando- del robo en transición del rival o pausar la misma. Un conjunto ‘rojiblanco’ que te cede el esférico, porque así entienden sus fases del juego y que se encuentra en hábitat natural en la parcela defensiva, saliendo en pocos pases hacia arriba y con individualidades dignas para ello. ¿Qué ocurre cuando esto no ocurre? Cómo se dio en aquel partido del 13 de Enero del 2011, Agüero se ve obligado a retroceder su posicionamiento hasta venir a recibir a línea de medios, limitando la transición a campo contrario del equipo. Eso, cuando podían salir.

Forlán lo resumió a la perfección: “Es un equipo que presiona bien y nos tapaban esos dos primeros pases necesarios para contragolpear. Así era imposible salir de nuestro campo. Afortunadamente bajaron el ritmo en el segundo tiempo”. Lo dijo en “El partido de las 12” de la COPE y el sonido del mismo, se ve reflejado en el vídeo que les presento a continuación. Sin más dilaciones, un Real Madrid con el control de las transiciones como mejor argumento. Espero, que les guste.