Archivo

Posts Tagged ‘Pellegrini’

Benzema, manifiéstate

16 enero, 2013 6 comentarios

Publicado en MASLIGA.

Cuando el fútbol ve llegar las eliminatorias, las de verdad, es momento de hacer balance. Es un signo humano más de no querer dejar nada a la aleatoriedad, a tener todo medido por números; subyugados por clasificaciones y cifras que hacen obtener conclusiones, en muchas ocasiones precipitadas. De ahí el poco valor dado a un balance si no llega detrás con alguna reflexión por corta que sea; aunque es demasiado pedir al tiempo. El “juntaletras” al menos de eso sí posee, e intentaremos que así quede reflejado aprovechando el ecuador de la temporada, y argumentar un pensamiento que me lleva flotando un tiempo, alcanzando su cénit ahora. Oportunista como pocos.

El Real Madrid de esta temporada se parece poco o nada al anterior binomio de Mourinho, lleno de mayores matices entonces, vacío ahora. El portugués debe mirarse al espejo cada día y ver reflejado el paisaje bucólico de Mestalla en final de Copa; Barcelona con la Liga en juego; e incluso el propio Santiago Bernabeu en semifinales ante el Bayern. Un objetivo para ser sinceros lejano. David Gistau hablaba el domingo de desazón; y me temo que no es sólo del aficionado, también de cuerpo técnico y plantilla salvo honrosas excepciones. Y a la espera de expectativas. Encuadradas éstas en los balances con que empezamos a escribir el texto.

Puede resultar de comedia costumbrista pero es momento de hablar sobre la expectación puesta, en no pocas ocasiones ya, en la figura de Karim Benzema. Esta temporada por lesión de Higuaín no parece repetirse la situación; tras el hartazgo de minutos jugados del francés. Tampoco es cuestión de reprender la falta de goles, de ahí que dejemos la estadística a un lado. El lionés peca de algo más que remate. Un jugador al que muchas veces he denominado <<mediocentro del área>>, expresión robada al entrenador Raúl Caneda, y que a día de hoy le posee la ausencia crítica. Y no la que se hace uno mismo, sino distintos frentes que puedan hacerle ver el jugador que posee. Mourinho consiguió encenderlo para la segunda mitad de la pasada temporada, pero, ¿siempre va a necesitar ese empujón a medias?

mourinho

Las temporadas de Benzema en Madrid son como el afecto entre dos amigos, hombre y mujer, y no cualquier afección; donde nada acaba en una relación seria. El ‘todo’ para él o ella se queda en la nada. Cuna de la desesperación. Así veo la figura del francés que se repite por años sin dar el paso necesario en su fútbol, y en la trascendencia del mismo. Apatía es un tópico útil.  Ni el propio Mourinho ni Pellegrini han sido capaces de encauzar esas posibilidades, y eso que el jugador se aproximó la pasada temporada a nueve de tendencia tras Falcao. Ahora parece una quimera.

Ya desde sus primeros amagos con lo mediático parecía un fútbol frío. Con detalles, sí, pero sin ver mecha en sus ojos. Tanto es así que pareció no preocuparle ir a un Mundial con su selección, dando por hecho que la carrera de un futbolista no cuenta con tantas participaciones en un torneo de esas características. Ya en la actualidad, un jugador más mermado en condiciones como Higuaín es fácil que vuelva a aparcarlo al banquillo, como constante desde que llegó a Madrid. A Benzema le sigue sonriendo que algunos lo veamos como “el diferente” -donde me incluyo- aunque su actitud comienza a cansar. Es de suponer que a Karim no le llega la inteligencia para saber entender la ambición, y no es poca la virtud. En lo técnico va tan sobrado que da hasta pena verlo ahogado en un pozo dando brazadas de gran nadador para poder salir, y sin conseguirlo; seguro por actitud. La intensidad de la que muchos hablan y nadie mide, ni siquiera entrena, resultando un intangible hasta un punto mentiroso; parece ser que es de lo que adolece. Y a mi edad, la fe, me cuesta.

La capacidad de Marcelo.

28 octubre, 2010 3 comentarios

Se han escrito muchas líneas sobre el lateral brasileño en las últimas semanas, con una visión global diríamos que positivas. Es más, el titular sería que <<Sorprendidos>> ante tal estado de forma o mejor dicho, de juego.

No era fácil, Marcelo venía de una temporada donde en algún momento pudo perder la confianza en sí mismo en el período Pellegrini. El titular era, quien sabía defender, él no. Sus aportaciones al juego del equipo no eran bien analizadas o criticadas; y todo cambió en aquella 2ª Vuelta demostrando que junto a Cristiano Ronaldo era uno de los jugadores con más carácter de ese plantilla. Proyecto, que se vino abajo en una temporada con el consiguiente despido del entrenador chileno.

Nuevos objetivos y el mejor entrenador del mundo -para muchos-, en el banquillo. Mourinho hace relativamente poco proporcionó este titular: << Marcelo no me gustaba pero ahora estoy enamorado de él>>. El teórico mejor entrenador a nivel de clubes en los últimos años, dio en un titular, la sensación de que sería él quien preparase para un nivel Europeo al lateral brasileño. Ya nadie se acuerda de esa 2ª vuelta en la temporada pasada, nadie se acuerda del nivel mostrado en partidos como frente al Valencia en el Santiago Bernabéu y nadie se acuerda, de aquellos que le veíamos un talento inalcanzable y que solo corregiría fallos con la edad, la madurez. Marcelo no necesitaba de Mourinho para lanzarse como gran jugador.

Un jugador al que se le ha tildado de mal defensor, pero nadie se acuerda de de la importancia de las coberturas a un jugador que es un generador de la jugada desde su lateral. Físico sobresaliente, sus diagonales este año están siendo de lo más destacado del equipo. Fallos como en Sevilla, el año pasado, lo crucificaron para mucho tiempo, sabiendo que ese es su gran déficit pero que nadie ‘osa’ a criticarlo ahora, cometiendo el mismo error frente al Deportivo. Entiendo que Mourinho le haya podido enseñar el concepto de sacrificio -o agresividad, como dijo en rueda de prensa- pero que ese fallo tan comentado, hace pensar que siempre estará un escalón por debajo de los grandes como Roberto Carlos y Maldini.

Un jugador ‘especial’, un jugador que gusta y sabe enseñar su sonrisa en un campo de juego. La realización del vídeo siguiente se ha hecho con la intención de visionar dos de sus características más influyentes, de juego. Se obvia su salida con el balón jugado en el pase corto/largo pero espero que el lector de esta entrada lo hubiera asimilado de antes. Sin más… MARCELO.