Archive

Posts Tagged ‘Premier League’

No es más que once tíos pegando patadas a una pelota

22 marzo, 2013 3 comentarios

Publicado en MASLIGA.

No es la autoafirmación la que inspira al español cuando tiene que hablar de España. Hablas con unos y otros y el propio reconocimiento -tachando ocio de nuestra agenda- parece un ejercicio insano. El fútbol no escapa de esa quema, siendo continuación de las costumbres patrias en la que modernos reconstruyen viejas columnas para rehacer la idea que ya se tenía anteriormente: vivimos entre acomplejados. No con la vehemencia de Unamuno << la envidia es la íntima gangrena del alma española >>. Pero el remate es al palo.

Profesionales de se precisa de un estudio más profundo, pero se acoge igual. El adaptarse a la masa crítica, eso sí es idiosincrasia o ‘idiotasincrasia’, como usted lector quiera. Tampoco deseo convertirme en pregonero con tono de tercera persona cayendo en las bajezas del “ciudadano” como recurso político; pero tengo que reconocer que me enervan ciertas conductas cuando de “la mejor liga del mundo” se habla. Y si esa verdad te aflige: debatamos. Aunque entre verde y botas de taco. El balón será protagonista.

Si uno bucea un poco por la red es fácil toparse con estudios tales como el de Pluri Consultoria (Brasil)  donde a partir de datos, seguramente sobre lo que rodea al fútbol, es capaz de decidir que Inglaterra posee el mejor campeonato; Alemania en segunda posición; y España, curiosamente, tercera. Otra verdad. Debatible también. Y como en todo trabajo de tal calado se repite el precio de las entradas, el aforo y los horarios. Nadie habla del fútbol, de sus jugadores y del balón. Lo mismo la RAE equivocó términos.

Así es como poco a poco se va acabando con la esencia del balompié. Las madres –siempre ellas, y no les quites su razón- definían con la precisión de Hugo Sánchez en su ya mítica << no es más que once tíos pegando patadas a una pelota >>. Sólo eso. Todo lo que le rodea son añadidos para un país receloso de otras marcas y no de la nuestra, siendo la misma de más valor: su incidencia en el verde. Y no hablo de estilo ni ‘campeonar’ sino poner en relieve un ambiente, el nuestro, que deja al futbolista mayor libertad para el juego. Y en ese libertinaje surge el individuo: España como mejor marca del fútbol que aquí se ve. Deberíamos estar agradecidos por ello, incluso de la posibilidad de poder ver a los veinte que componen el campeonato. Qué horarios, querido.

 

“Hay un proverbio indio que dice: ‘Cuando dos elefantes chocan, lo que se resiente es la hierba’. Los jugadores sienten ahora que son la hierba y eso es jodido. No quieren que anden chocando encima de ellos”

Cogiendo prestado un viejo proverbio en boca de Juanma Lillo.

Vía: julbochicha.blogspot.com.es

Vía: julbochicha.blogspot.com.es

Nuri Sahin pudo perder la conciencia de su fútbol

3 noviembre, 2012 4 comentarios

 

Si hay un equipo al que por convicciones me gusta acercarme en el último trienio ese es el Borussia de Dortmund de Jürgen Klopp. No el que gana al Real Madrid hace semanas, que también; sino al primero. El origen. La maestría de un 4231 en césped germano, despreocupado durante años en tener excepciones de este nivel, así como el renovado Bayern de Múnich. Y los que vendrán.

Pero vamos a intentar olvidar en este texto todo lo relacionado con el contenido borusser, y su modelo tan aplaudido; ya que hace tres años crecía en mí la tendencia desaforada en admirar el funcionamiento de un doble pivote: Bender y Nuri Sahin. Nuri Sahin y Bender. Ése último, quizás, su orden correcto. Podríamos hablar de una orientación del balón, y ahí estaba el turco, tanto para salir beneficiado en la primera recepción del rival, como para ser él primero desde su portero. Si lanzo una reflexión sobre mi niñez y la de otros, uno de los primeros gestos en aprender es ése de ya saber distinguir entre lo que gusta comer y lo que no; y en ese punto me encuentro, desde hace un tiempo, con los interiores en el mundo del fútbol. Mas Nuri Sahin es de los de peso, con y sin balón. De ahí que me duela el jugador y su lesión. Pobres cabezas para algo tan complejo.

Rodgers llegó a Liverpool con la poderosa idea del esférico, en una querencia muy próxima a las corrientes que pervierten, si el discurso es malo, el fútbol actual. No todo es azulgrana. Hay más. Por eso, la sensación ‘red’ es la de quedarse en un punto intermedio peligroso, hasta amagar con la pobreza que un Arsenal sea capaz de salir de Anfield con tres puntos a la contra. Siendo básicos. En un nivel miserable de un Liverpool de clase media, si reunimos tópicos.

Lo he dejado caer anteriormente, y puede asemejarse a la realidad: Nuri perdió la conciencia de su fútbol en sus rodillas. Cedido por el Real Madrid, todo hacía indicar que el peso de su orientación podría volver al fútbol europeo en un equipo donde apoyarse. Y nada comenzó así. Lesión de Lucas Leiva inclusive, qué bien pudo acercarle a una importancia que necesita; finalmente son Joe Allen y Gerrard quienes se encargan de salir jugado.

 

Posición Nuri Sahin frente al Everton (Hacer ‘click’ para agrandar)

 

Apartado de la escena dónde nos enamoró, sin nimiedades, en Alemania; Nuri Sahin se ve relegado a formar como “nueve” al lado de Luis Suárez. Si han leído sobre Cesc y Messi en este curso 2012/13, sabrán lo que les digo. Un futbolista que debía sentir de manera continuada su interior del pie con el cuero, se ve relegado por condiciones, a un segundo plano. “Un catarro mal curado” que ha podido con su fútbol, o eso ha debido pensar Rodgers situándolo fuera de la esfera del juego. Ni Gerrard, en su versión más estática y menos estética, es suficiente para retrasar a Nuri Sahin. Malos presagios para Anfield.

– Este Liverpool es como un valle donde Joe Allen sigue creciendo

Wenger: amar la trama así como el desenlace

15 septiembre, 2012 2 comentarios

“Estoy aquí sin nombre
y sin saber mi paradero,
me han dado alojamiento
el mas antiguo de los viveros.

Si quisiera regresar
ya no sabría hacia donde.
Pregunto al jardinero
y el jardinero no me responde.”

Tres mil millones de latidos es esa canción que te cruzas antes de ponerte a escribir, te evoca al fútbol y piensas si Jorge Drexler se vio en una tesitura igual. Un melón sin abrir, seguramente de cuero, y ganas de hablar sobre un Liverpool vs Arsenal que llama a la razón gunner de poder creer, y permanecer en esa creencia, en que puede haber suficiencia más allá de tener el balón. O al menos frente a Rodgers eso se exhibió.

Brendan Rodgers es la cara B del protagonismo de Wenger, ya hecho, ya conocido. El plan en Anfield se derrumba desde la indecisión; porque ellos creen en la pelota, ese es el discurso que vence y emana en el exSwansea, pero no todo pasa por cifrarlo al final de partido si no ha habido respuesta en qué hacer con ese esférico. Era todo tan sencillo idearlo… como difícil llevarlo a cabo; y ahí es donde el Arsenal sacó tajada, tres puntos y la grandilocuencia que no todo pasa por el mismo discurso pudiendo mantener el modelo o el estilo. Suficiencia le llamé y la forma de ganar está ahí: en ese repliegue inteligente (1). Era la especificad a la que había que enfrentarse.

Arsène Wenger no varió nada de su plan en cuanto a efectivos sobre el campo, respecto a lo que hemos visto en etapas anteriores en Londres: 4-2-3-1; guardando el fútbol a espaldas de la referencia, ocupando la mediapunta de manera notoria, dos hombres abiertos o semi-abiertos y un interior de desplazamiento más un mediocentro posicional. Es ésta última demarcación junto a la mediapunta desde donde el Arsenal teje su renovada solidez, por llamarla de alguna manera, ya que la determinación se distingue en Arteta y Cazorla; más allá de patriotismos que desde aquí se evitan siempre.

Han sido pocas, muy pocas, las crónicas en este comienzo de Premier League que han distinguido a Mikel Arteta. Con la venta de Song y algún rumor sobre M’Vila o Tioté, Arsène ha encontrado la especialización en alguien cuyo pasado es como interior y ocupando un mayor ancho del campo; cuestión ésta, y observando el rendimiento como mediocentro, que nos revela a un futbolista en mayúsculas por aptitudes y rédito real en un lugar complejo. Y de esa complejidad, al físico exuberante de Diaby, quizás el activo que elimina todo el aprecio sobre el español exEverton. Nombrado Man of the Match en nuestro encuentro protagonista, su vistosidad se entiende desde el repliegue que puso en práctica el Arsenal y cuya salida era efectiva para un sobresaliente físico junto al acierto técnico. Si Abou se muestra regular en su toma de decisiones, la baja de Jack Wilshere será menos traumática de lo que ya verdaderamente es.

En Anfield también vimos la adecuación de dos laterales de más que correcta solvencia: Jenkinson y Gibss. El primero cortando el avance, dentro de lo que cabe, del descarado Raheem Sterling; mientras que Kieran Gibbs supuso para Borini o Gerrard un quebradero de cabeza a la hora de estirar al sistema gunner en esos minutos donde la pelota podía mantenerse en campo contrario. Ese tiempo, de valor en la posesión y no repliegue, donde la pareja de hombres abiertos, Podolski y Chamberlain (1, 2 y 3), se muestran de todo menos como activos para dar amplitud, quizás algo más relacionado con jugadores como Gervinho, menos capaces. Además que Giroud necesita la asociación rápida; insuficiente el francés de dar continuación en un juego de espaldas que aún debe ser más productivo en fútbol.

Y si de fútbol hablamos, ese factor pertenece a Cazorla en esta temporada. No es un “10” que conoce de picos en su juego durante el partido, no, ya que se muestra regular en noventa minutos de pausa, continuación y sentido al juego. Determinación. Atrae al rival (1 y 2) mientras aprovecha lo que generan sus condiciones inteligentes para el juego; y en el caso de este partido, sobre la espalda de un medio del campo aún por hacer pero poblado de calidad en Anfield. Reconocible es Joe Allen como la superioridad mostrada por la nueva estrella: Santi Cazorla. Nada que no supiéramos.

Haz ‘click’ para agrandar.

Resumen éste de un partido acontecido hace 15 días pero que no podía quedar en el olvido por lo exhibido en clave Arsenal. Son argumentos, para que este año sí, pueda competirse sin el marcado libro de estilo. Jorge Drexler, sin querer, me lo vuelve a definir como << amar más la trama que el desenlace >>; y yo supongo que Arsène, en esta temporada, también querrá encontrar ese desenlace.

La ‘contextualización’ de Ashley Young

16 noviembre, 2010 4 comentarios

Sería conveniente explicar de donde viene la palabra ‘contextual’. Concepto madurado –personalmente- en el blog Ecos del balón, hace ver al jugador en el césped que explica el ‘todo’. Una referencia que marca el estilo de un colectivo, el ritmo es suyo y la consecuencia. Messi/Iniesta, Cristiano Ronaldo, Rooney o Kun Agüero, cumplen la premisa en ocasiones, compleja.  En esta entrada hablaremos del contexto del nuevo Aston Villa, en la figura de Ashley Young tras los cambios sustanciales en Birmingham. Martin O’Neill fuera del banquillo tras 4 años en el que era ‘su banco’ en Villa Park y la llegada de Houllier, donde experiencia no falta. Además, la venta de Milner, supone encontrar a ese nuevo jugador que le de forma a un equipo que siempre ha dado la sensación de quedarse “a medias” para llegar a ser de Champions. El nuevo cambio de aires en los ‘villanos’ comienza a sonar bien con el “cambio” que prometo explicar.

Ashley Young, ese jugador inglés muy dinámico y ágil, que recuerda a la nueva hornada de extremos ingleses. Su concepción era la de crecer en esa posición de extremo izquierda, básicamente por exigencias del guión de tener a Milner, como ese jugador especial; y la confianza de Downing como “interior”. Zurda de oro, la definición como jugador cambió con la llegada del nuevo entrenador Houllier a la ciudad de Birmingham. Un equipo sin objetivo de juego a comienzos de temporada, está comenzado a dar visos de que la situación cambió 180º en los últimos partidos y que Gérard desde el banquillo, ha podido dar con la ‘tecla’. Ashley Young se convierte en multidisciplinar, dinámico en todos los perfiles de la 2ª línea tras el delantero, se convierte en la referencia ahí del equipo.

Diagrama de pases y mapas de calor del partido de Ashley Young frente al Manchester United (Haz click para agrandar)

Respaldado por los dos flancos y sin cambiar la concepción de esa banda izquierda con un jugador rico en asistencias como Downing y en derecha, la juventud y ‘desparpajo’ de un jugador con mucho talento como Albrighton, parece difícil que podamos ver a nuestro protagonista en banda, de nuevo. Los argumentos son claros para esta “nueva” posición y definición como jugador.

Mapa de calor posicional de los jugadores de banda, Downing y Albrighton, frente a Manchester United (Haz click para agrandar)

Quizás, esta “liberación” del equipo en su idea y definición del perfil idóneo de nuestro protagonista, se debe al posicionamiento de un doble pivote con poca profundidad por la ausencia obligada de S.Petrov y la no confianza en un jugador con “magia” como Ireland. Por tanto, jugadores como Collins o Warnock abusan del desplazamiento en largo desde la línea de defensiva. Bannan se ha consolidado en ese doble pivote mencionado, mediando entre transición ofensiva-defensiva, y Reo Coker o Hogg, jugadores con características más relacionadas con la fase defensiva. Arriba se prescinde de Heskey, solo como delantero, para evitar la proliferación de un juego carente de combinación y fluidez, más estático, con el veterano jugador inglés como referencia. El joven Delfouneso y Agbonlahor ya recuperado, serán las referencias de cara a beneficiar a un colectivo y buscar la profundidad perdida.

Solidez y referencia de resultados como el último empate a dos frente a Manchester United en un dominio de 80 minutos, victoria con dos asistencias frente al Blackpool desde ambas bandas o empate a uno bastante injusto en Craven Cottage en último minuto y a balón parado. Los resultados llaman a lo positivo del cambio de posicionamiento de un jugador como Ashley Young, del cambio del rol y en definitiva, el jugador CONTEXTUAL en que se ha convertido. Es su Aston Villa y el Aston Villa es él.

P.D.Para quien quiera profundizar en el entramado táctico de los ‘villanos’, pueden leer el intuitivo artículo de Álvaro de Grado en su blog “desde Anfield”: El Aston Villa y sus carencias. Para mí, la situación cambio tras el tedio del derby de Birmingham.

La Premier en 5 jornadas y en 5 puntos…

21 septiembre, 2010 1 comentario

Todo aquel que haya podido seguir las 5 jornadas de campeonato inglés, debe coincidir que transcurre en un nivel superior a lo esperado para estos comienzos de temporada y consolidándose como la mejor de Europa –con todos los respetos a la Bundesliga y a una liga española que arranca de manera ilusionante-, por factores que van más allá de los organizativos o en números de espectadores. Hablamos de propiamente fútbol que es lo que nos mueve a seguir escribiendo. Sí, porque hablar de liga inglesa con 5 jornadas disputadas, es hablar de grandes partidos como los últimos del Manchester United, los del Newcastle, del Arsenal, del Chelsea… muchos argumentos y esperemos que un ágil resumen, el que salga de estas líneas.


1. Calendario fácil, consolidación del esquema y Ancelotti aspira a todo.

Hablar a día de hoy de la Premier, es inevitable no hablar del Chelsea del 5 de 5 o los ‘blues’ de los 15 puntos. Consolidación del esquema 4-3-3 que recuerda en muchos aspectos al que puso en práctica Mourinho pero con muchos detalles que le diferencian, especialmente el del movimiento de sus piezas y el menor uso de los costados. Crecimiento inusual el de John Obi Mikel -recomendado queda su partido frente al Wigan- en la posición de “5” con una línea de dos interiores, con un espléndido Essien en todas las facetas del juego –jugador TOP en su posición- y un Lampard en continúa permuta con la figura de Malouda jugando en una posición “ficticia” en la derecha. El francés prosigue con su forma brillante de la temporada pasada y con todo el derecho de poder decir que es uno de los jugadores más determinantes a día de hoy del equipo líder en Inglaterra.


Creo que se puede obviar el rol de Anelka, partiendo desde la derecha, o el de Drogba. Además, Ashley Cole manteniendo el ritmo de la temporada pasada siendo muy influyente en el juego del equipo y convirtiéndolo en el mayor favorito a todo, a día de hoy. No destacarán por lo estético como otros que en esta entrada comentaremos, pero sigue siendo ese equipo rocoso y que ejerce un dominio físico casi imbatible en esa faceta. Incluso han reforzado a la plantilla con jugadores como Benayoun que aportarán esa “pausa” desde el interior o Ramires como complemento al medio del campo de los ‘blues’.

2. Los red devils gustan y Ferguson a lo suyo.

500 partidos son los que cumplió Sir Alex Ferguson en la Premier League, que siempre llevará su nombre o el de jugadores como Giggs. Pero estos Red Devils son los que mejor sensación me están dando en los últimos años, seguramente por la irrupción de Berbatov -estéticamente impecable como siempre- y un Nani llegando al techo donde tiene que romper como jugador, haciendo partidos realmente grandes y con regularidad. Es una realidad que el equipo sigue sin saber cerrar los partidos como el de Fulham o Everton, pero en general, personalmente, me agrada y mucho –si no estuviera Wenger en Inglaterra, el que más-.

A parte de esa característica deficitaria como la de cerrar los partidos, yo pondría otro “pero” al equipo. La pareja de centrales que difiere mucho de mis gustos futbolísticos y más, personalizando en la figura de J.Evans, en cuya figura soy muy pesimista. Mas allá de eso, aun estoy esperando a que Ferguson ponga en práctica a mitad de temporada el medio del campo que me cautivó ya la temporada pasada con Carrick, Fletcher y Park aunque el actual con Darren Fletcher y Scholes en el doble pivote, es una nota positiva en su rendimiento. Cuán infravalorado está el escocés en Europa…

3. Es Wenger, es Wilshere, es el Arsenal.

Ya había escrito sobre el futuro del Arsenal en este mismo blog, pero es que un equipo con Wenger a la cabeza es una delicia para los ojos futboleros. 16 goles a favor en los últimos 3 partidos en el Emirates, un fútbol muy vistoso, juventud y talento… muchos factores que marcan el ver al Arsenal en esta temporada –y en las anteriores-. Aun a la espera de que las lesiones este año le respeten y que venzan las inseguridades fuera de su estadio, este Arsenal que se sitúa ya 3º con 11 puntos, asusta al rival y gusta al espectador a la vez. Leí al escritor N.Hornby que el Arsenal por aquellos años 70, era un equipo con la reputación de ser el más aburrido de Inglaterra, ¡pues quién lo diría ahora…!

Si parecía que Wenger en esta temporada, no nos podría sorprender más allá del fichaje de un nuevo central como Kolscieny, lo hace “inventándose” a un Wilshere acompañando a Song en el medio del campo y que deja para el gran público que disfrutemos del genio del dorsal “19” que crezca en un equipo como el Arsenal con muchos minutos. Además, mantiene esa línea de tres mediapuntas con por supuesto, Cesc por el centro y con llegada, el ruso Arshavin en una banda y en la otra, sorpresivamente, Rosicky. Aromas de antaño, pero dulces aromas al fin al cabo con el renacimiento del checo, dejando unas sensaciones brillantes quitándole el puesto al francés Nasri –a quien yo más veo en el centro, donde mejor rindió el año pasado- y con un nuevo refuerzo como el de Chamakh en la delantera. Mientras que en el banquillo esperan Theo Walcott –esperanzador comienzo-, Abou Diaby,  Niklas Bendtner o el siempre-lesionado Van Persie, que malditas facultades físicas que no nos permiten ver al holandés con regularidad.

4. Dudas con el City, con Mancini y disfrutemos de las ‘urracas’.

De tres grandes entrenadores hemos escrito en las últimas líneas aunque ahora nos toca lo opuesto, al menos en lo personal. La figura de Mancini como estandarte del nuevo megaproyecto de los árabes, no deja de introducirme dudas en sus métodos, en sus esquemas y en definitiva en su futuro con la inversión hecha. Planteamiento físico y poco estético con De Jong, Barry y un Touré volviendo a sus orígenes como mediapunta. Encontramos la nota positiva en la siguiente línea con la sociedad inglesa formada por Milner y Adam Johnson, mientras que Silva en el banquillo –y alguno más- que no hace más que crear dudas en el entorno, en mi subsconciente y en el de muchos espectadores que esperaban un comienzo diferente más prometedor. El tiempo dirá y pese a todo, 4º con 8 puntos.

Y unos crean dudas mientras que otros, todo lo contrario. Quería hacer en esta entrada una mención al Newcastle que recién acaba de ascender tras un año en Championship y lo hace, con aires renovados de unos de esos clubes que por historia en la Premier, siempre tendrían que estar ahí. Sí, porque quería hacer una mención a ese medio del campo con el costa marfileño Tioté como un excelente “5”, con la verticalidad que imponen hombres como Routledge, la magia de Ben Arfa –y cuando digo magia, es de verdad- o el sorprendente Andrew Carroll, en el que muchos ven el espíritu Shearer en él.

5. La desgracia en el Merseyside.

No todo en esta entrada iba a ser positivismo, ahora marchémonos a la otra orilla de la Premier, la de aquellos que decepcionan pese a solo llevar 5 jornadas disputadas, focalizándonos en lo que ocurre en la ciudad de Liverpool. Primero, en el estadio de Anfield, donde tras un verano difícil con la deuda en todos los rotatorios de la ciudad, la pérdida de un signo como Benítez, una serie de refuerzos llenos de precipitación y pérdida de nivel respecto a ciertas bajas, la llegada de un experto en lo colectivo pero con una cierta desmejoría en el juego convirtiéndolo en algo más tedioso; ha hecho que a día de hoy, se encuentren rozando el descenso con solo 5 puntos y dando una imagen que deja mucho que desear.

Un 4-4-1-1 con el que se mueve el Liverpool pero con déficits en ciertas posiciones y por supuesto, en el juego asociativo del equipo que tiende a nulo. La creación del juego es discreta pese a que Gerrard se encuentra muy atrás en la jugada formando en doble pivote con Poulsen, jugador que resta más que suma pese a ser un especialista en el corte del balón. Delante, un sorprendente Raul Meireles ocupando posiciones muy adelantadas incluso escorado en banda como ya vimos en el derby de Inglaterra, frente al ‘United’, con Joe Cole y Maxi o Kuyt, encargados del juego desde los costados, trazando diagonales. Fernando Torres se mantiene en la línea más adelantada, como jugador más importante del juego ‘Red’ pero que la nula capacidad del equipo para crear y la no buena forma del español, hacen de los de Anfield un equipo muy vulgar en esta temporada.

Pero no andan mucho mejor los vecinos del Everton… los ‘toffees’ de Moyes, pese a nunca empezar bien las primeras vueltas, se han encontrado con un comienzo muy decepcionante con solo 2 puntos en su haber e incapaces de realizar su fútbol con hombres como Arteta, Fellaini, Cahill o Pienaar. Quizás se echa de menos la figura de Jack Rodwell o que es un comienzo malo más, de David Moyes, pero el proyecto 2010-11 no acaba de arrancar. Además el cambio táctico con un belga Fellaini muy en la mediapunta o Cahill de falso “9” no parece que funcione, así que habrá que esperar una pronta recuperación porque la Premier los necesita, como ya se vio en partidos como el visto frente al Manchester United en Goodison Park.

¿Última oportunidad para Martin O’Neill?


Era 1980 y un humilde equipo de la ciudad de Nottingham, el Forest, se convertía campeón de Europa de clubes por segunda vez consecutiva tras la lograda en 1979 y a las órdenes ambas, del genial Brian Clough, quizás el entrenador más importante del Reino Unido en su historia, por lo que ha significado de cara al continente con esas dos copas conseguidas. En aquel equipo que venció al Hamburgo por 1-0, jugaba de centrocampista un fino irlandés del norte, llamado Martin O’Neill y que aun no sabía que la historia le tenía un hueco como uno de los grandes entrenadores de este siglo en las islas e internacionalmente y es el protagonista de nuestra nueva entrada.

Como ya he dicho, Martin es de origen Norirlandés, más concretamente de la ciudad de Kilrea, mientras que en la capital, Belfast, empezó a dar sus pasos como jugador de fútbol en la posición de mediocampista hasta culminar una exitosa carrera en el Nottingham Forest, con los logros ya comentados. Pero al revés que le pasó con su bautizo futbolístico en el césped, su bautizo futbolístico en el banquillo fue en Inglaterra, en un equipo de la Nothern Division (demasiado humilde para colocarla en el mapa) a las órdenes del Grantham Town, de ahí llamó la atención a un equipo de la Division 3 como el Wycombe Wanderers y desde entonces fue incrementando su currículum de buen hacer con varios equipos, hasta llegar a la Premier con el Leicester con quienes consiguió una clasificación para UEFA tras en cuatros conseguir dos copas de la Liga (Carling Cup actualmente).

Hechos que en Escocia no pasaron en balde para uno de los equipos con más tradición en Europa por todo, un grande  como es el Celtic Football Club. Los “blanquiverdes” se encontraban en mejor posición continental respecto al equipo actual, sombra de lo que fue. Tanto es así que “Martin the Magnificent” llego en 5 años a una final de UEFA que perdió frente al Oporto en el 2003, mientras conseguía en tres de esos años el doblete escocés, demostrando la supremacía en esos instantes de los católicos de Glasgow frente al Rangers, su archirrival.

Un subcampenato, en la temporada 2004/2005 en liga, supuso la despedida del norirlandés de Escocia con miras al pais que le ha visto crecer con su mítico abrigo deportivo, por los banquillos. En el 2006, es contratado por los `Villanos´ de Birmingham, donde da comienzo un proyecto brillante pero que le falta el broche y cada vez el tiempo  “aprieta” para ello. Conseguir un título con el equipo que él, ha hecho más grande, tras años en el ostracismo. Un club que llegó a ganar una Copa de Europa en 1982.


Tras un proyecto que avanza a su quinta temporada en el banquillo de Villa Park, Martin ha conseguido que su equipo se convierta en aspirante seguro a puestos de UEFA y en las dos últimas temporadas con proyección a puestos Champions, pero podemos achacarle un par de cuestiones al bueno de O’Neill: La falta de profundidad de plantilla (¿es en realidad este un problema suyo o de presupuestos?) y el que no haya podido aun, ganar ningún título para el equipo de Birmingham.

Una plantilla construida a base de talento joven con Ashley Yong y Agbonlahor a la cabeza, ha ido completando piezas hasta tener una alineación inicial muy competitiva en la competición doméstica con gente muy válida como Downing, Milner, Reo-Coker, Sidwell, Cuéllar donde les acompañan la experiencia de Heskey, Petrov, Dunne, Carew y por supuesto Friedel, el portero. Pero en las últimas temporadas el bajón físico es reseñable en la segunda parte de la temporada donde les ha costado disgustos clasificatorios tras una brillante primera parte del calendario, todo ello debido a la falta de inversión, de profundidad de banquillo.  No obstante parece ser, que según los últimos rumores, los Américanos dueños del club, quieren hacer la última apuesta por esta plantilla ante la previsible salida de Martin a un destino con más potencial (United, Selección…). Se prevee un presupuesto de 42M de £, bastante alto para acometer las reformas necesarias y cumplir su gran objetivo…

Tras perder la temporada pasada frente al Manchester United la Carling Cup (Copa de la liga), llegamos a la temporada donde Martin se va a encontrar ante sí, el intentar cumplir su gran objetivo desde que en 2006 se hizo cargo del Aston Villa, poner el broche de Oro, poner un título en las vitrinas de los `Villanos´. ¿Ultima oportunidad para Martin O’Neill? Estamos seguros desde El Fútbol de Gons, que no nos fallará.

Jugadores que nos gustan: Stephen Ireland


Hoy día 30 de Mayo, terminando este bonito mes con las miras puestas en una semana, al comienzo del Mundial en Sudáfrica y tras haber finiquitado todas las competiciones de clubes, comenzamos en El Fútbol de Gons una nueva sección, sobre gustos del particular que os escribe, en cuanto a jugadores.

Estrenamos este particular rincón con un jugador que todo aquel que haya visto al Manchester City en los dos últimos años, seguro que le ha “enamorado”. De esos jugadores con un talento único, para jugar por el centro del campo y que tanto sabemos en nuestro país, España, de este perfil, donde podría poner varios ejemplos para ello. Porque atendiendo a una ley no escrita de dorsales, si un jugador lleva el “7” es porque ahí, hay algo más que fútbol, hay mucho talento para jugar a ello.

Stephen Ireland, como su apellido puede indicar, es Irlandés, nacido en Cork y desde los 15, forma parte del Manchester City, jugando con las categorías inferiores. Hasta que a la edad de 19 años debuta con el primer equipo frente al Bolton Wanderers, año que le valió para firmar su primer contrato hasta el 2009 con el equipo que le dio su oportunidad como futbolista. Podemos asegurar que desde ese año 2005 que debuta, no llega a explotar hasta hace dos campañas en la 2008-09, a las órdenes de Mark Hughes donde consigue la increíble cifra de 17 goles y 13 asistencias entre el City y su selección.

Del perfil que tanto le gusta al aficionado inglés, podríamos decir que S.Ireland es un “todocampista”, un llamado “box to box” sobre el campo de juego. Con manejo de las dos piernas donde prevalece la derecha, suele jugar como centrocampista más adelantado abarcando una amplia zona del medio, ayudando también en defensa pero sobretodo participando activamente en la zona de ataque. Aunque personalmente  prefiero verlo por el centro, ayudando en la creación, ha sido requerido en varias ocasiones por Hughes en la derecha. Con golpeo del balón perfecto, destaca por su habilidad en el pase, en corto, largo y al hueco; jugador con un talento innato para ver la asistencia al compañero con sorprendente rapidez, de ahí sus números en el apartado asistencial. Una “creatividad” muy vistosa para el aficionado y muy útil para el equipo.

Pero más allá de su fastuosa manera de jugar, estamos hablando de un jugador muy peculiar en su estilo de vida. Conocido como “Superman”, tiene a su nombre una fundación que podemos conocerla a través de su divertida página web. Y muestra de su especial carácter, es su historia con la selección donde dejó de ser llamado por el anterior seleccionador de Irlanda, Steve Staunton, ya que mintió para irse en medio de una concentración para ver a su novia Jessica, alegando un supuesto fallecimiento de su abuela materna. Se comprobó que tal muerte no era verdad, porque ella estaba viva y tuvo que reconocer su error (se le puso un jet privado para ir al funeral…) admitiendo la realidad, donde se ausentó para ver a su novia que había sufrido un aborto voluntario. Ahora con Trapattoni parece que las aguas volverán a su cauce y el talento de Ireland, volverá a su selección, después de tan triste suceso.

Ya en la actualidad, este año 2009-10, ha sido un poco “aciago” en su carrera profesional, tras la llegada de Mancini a los banquillos del Manchester City, donde desde un primer momento fue relegado al banco y disminuyendo su participación notablemente. Por todo ello, es considerado como una de las perlas del mercado en Inglaterra para este verano, aunque tiene contrato en vigor hasta el 2012. Parece ser, que Manchester United y Liverpool ya han llamado a su puerta, casualmente equipos que carecen de ese talento en el medio del campo de sus equipos.

Nosotros solo sabemos, que aquel aficionado que tenga la suerte de poder verlo portando la camiseta de su equipo, disfrutará de un jugador especial, único; y que desde El Fútbol de Gons se aprecia también. Y aunque es difícil, os dejo con 5 minutos de su íncreible capacidad sobre un césped. Que lo gocen ustedes…